¡Cuidar nuestra salud es una responsabilidad!

cardio

Dentro de las múltiples enfermedades que conocemos,  están aquellas que no son tan comunes pero han sido las causantes de cuantiosas muertes a nivel mundial. Una de esas enfermedades es el accidente cerebrovascular. Con el objetivo de concienciar acerca de esta condición de salud , hoy 29 de octubre, se celebra el Día Mundial del Accidente Cerebrovascular , mejor conocido como ECV.

La Organización Mundial de Salud( OMS) explica que las ECV son la principal causa de muerte en todo el mundo. Cada año mueren más personas por esta enfermedad que por cualquier otra causa.

“Se calcula que en 2012 murieron por esta causa 17,5 millones de personas, lo cual representa un 31% de todas las muertes registradas en el mundo. De estas muertes, 7,4 millones se debieron a la cardiopatía coronaria”, explica la OMS.

Más de tres cuartas partes de las defunciones por ECV se producen en los países de ingresos bajos y medios ,de los 16 millones de muertes de personas menores de 70 años atribuibles a enfermedades no transmisibles, un 82% corresponden a los países de ingresos bajos y medios y un 37% se deben al  Accidente Cerebrovascular.

Se calcula que en 2012 murieron por esta causa 17,5 millones de personas, lo cual representa un 31% de todas las muertes registradas en el mundo. Fuente Externa.

La OMS años atrás,  explicó que las enfermedades cardiovasculares afectan a hombres desde los 35 años y mujeres por encima de los 45.  Se estima que en los próximos 20 años, la incidencia de las enfermedades del corazón aumentará en un 144 por ciento en Latinoamérica.

República Dominicana es un país que no está excepto de esta condición. Cardiólogos dominicanos explican que  esta enfermedad se enfrenta tomando medidas de prevención y detección temprana. Es la mejor manera de disminuir este mal, cuya proyección de aumento está estimado en un 144 por ciento, para los próximos veinte años.

Explican, además, sobre las señales de aviso de los ataques al corazón y los ataques cerebrales, aunque dice  que algunos ataques no son esperados. Muchos ataques comienzan lentamente, con un leve dolor o incomodidad, pero que con frecuencia la persona afectada no presta atención a los cambios que presenta y suele pedir ayuda cuando ya la condición es determinante.

Hacernos conscientes de las enfermedades que nos hacen el frente es una decisión sabia, Cuidar nuestra salud es nuestra responsabilidad y atendernos a tiempo una señal de amor propio.