Cuidemos nuestro único hogar del calentamiento global

POR MELIDA ACOSTA
La tierra es nuestro único hogar, pero nosotros mismos estamos destruyéndola. Lamentablemente la verdad acerca del calentamiento global no es reconocida por algunas personas y empresas poderosas, que ya sea por la falta de conocimiento o por intereses económicos no la quieren aceptar.

El calentamiento global es consecuencia del exceso de dióxido de carbono en la atmósfera el CO2 que proviene por varias fuentes: la destrucción y fermentación de sustancias orgánicas, la combustión del petróleo, carbón, leña u otros combustibles que contengan carbono en su composición.

Las principales causas más dañinas son: Las plantas de generación de energía a base de carbón, pues emiten 2,500 millones de toneladas al año y los automóviles que emiten casi 1,500 millones de toneladas de CO2 al año. El dióxido de carbono y otros contaminantes del aire se acumulan en la atmósfera formando una capa cada vez más gruesa, atrapando el calor del sol y causando el calentamiento del planeta.

La mayoría de los científicos coinciden que las consecuencias que pueden ocurrir son: El derretimiento de glaciares, el derretimiento temprano de la nieve y las sequías severas que causarán mayor escasez de agua. El aumento en los niveles del mar producirá inundaciones costeras. Los bosques, las granjas y las ciudades enfrentarán nuevas plagas y más enfermedades transmitidas por mosquitos. El trastorno de habitad como los arrecifes de coral y las praderas alpinas podrían llevar a la extinción de muchas especies vegetales y animales.

Además los investigadores y el Departamento de Defensa de EE.UU. han estudiado la posibilidad de un abrupto cambio climatológico en el cual el gradual calentamiento global desencadena un cambio repentino en el clima de la tierra, causando que algunas partes del mundo se calienten o enfríen notablemente, convirtiendo en inhabitables grandes áreas del mundo.

Es maravilloso saber que podemos evitar que se produzca una catástrofe global, pero tenemos que crear conciencia y ayudar todos a evitarla. Las grandes industrias pueden reducir la contaminación de las plantas generadoras de energía y generalizar el uso de las tecnologías existentes para fabricar automóviles más limpios y generadores de energía eléctrica más moderna. Podemos empezar a usar fuentes renovables de energía como la eólica que es la que se obtiene por medio del viento, es decir mediante la utilización de la energía cinética generada por efecto de las corrientes de aire, la solar y la geotérmica la cual se obtiene mediante el aprovechamiento del calor del interior de la tierra.

Nosotros también en nuestra comunidad podemos ayudar a evitar la contaminación, usando fundas en cada guagua y carro para la basura, plantar árboles, iniciar un programa de reciclaje en tu casa, escuela o comunidad, no tirar basura en las playas, lagos, arroyos o ríos, evitar la deforestación que resulta de la explotación de los bosques para recursos de energía como la leña, evitar la tala de los árboles, usar menos nuestros vehículos ya sea tratando de cortar rutas o usar bicicleta y caminar más.