Culpan presidente Putin muerte de espía ruso

m5

LONDRES. AFP. El presidente ruso, Vladimir Putin, “aprobó probablemente” el asesinato con polonio del exespía ruso Alexander Litvinenko en 2006 en Londres, afirma una investigación judicial británica publicada el jueves que desató una tormenta entre Londres y Moscú.
Litvinenko murió en noviembre de 2006 a los 43 años, envenenado con una sustancia radioactiva -polonio- puesta en su té en un hotel de Londres por dos agentes rusos, Andrei Lugovoi y Dmitri Kovtun, y tuvo que ser enterrado en un ataúd de plomo para evitar fugas radiactivas.
El informe británico afirma: “La operación del FSB (servicios de inteligencia rusos) para matar a Litvinenko fue probablemente aprobada por (Nikolai) Patrushev (director del FSB en la época) y también por el presidente Putin”.
Por su parte, el Kremlin tachó de “broma” la investigación. “Puede que sea una broma”, dijo a la prensa el portavoz de Putin, Dimitri Peskov. “Más bien habría que atribuirlo al humor inglés, el hecho de que una investigación pública se base en datos clasificados de unos servicios especiales no identificados”, añadió.