Cultura recupera edificaciones

POR MANASES SEPULVEDA
La Secretaría de Cultura inició un proceso de recuperación de las edificaciones bajo su protección, incluida la Casa del Escritor, lo que fue anunciado con anticipación a los intelectuales que la ocupan, declaró el titular de la cartera.

El licenciado José Rafael Lantigua indicó, además, que el local ya había sido solicitado por la embajada de Alemania para la instalación del Museo Humboldt hace un año el que será el primero en el mundo fuera del territorio alemán.

El local fue cedido en julio pasado a la Casa del Escritor Dominicano por las anteriores autoridades, cuando faltaban pocos días para asumiera el nuevo gobierno, explicó.

Lantigua dijo que se concedió al señor Diógenes Céspedes la oportunidad de elegir a tiempo otro local para que la Casa del Escritor Dominicano pudiera seguir operando.

 “Sorprende pues, esta entrega extemporánea y publicitada que no hace más que provocar malestar innecesario en el ambiente cultural dominicano”, expresó Lantigua.

Lantigua consideró el documento de protesta de la directiva de la Casa del Escritor como “un largo documento de agravios”.

Indicó que la única responsabilidad de la Secretaría de Cultura fue facilitar un local comercial para esos fines y que la UNESCO se encarga de restaurar el edificio seleccionado y luego el Museo Humboldt hace el montaje del mismo.

“Informé al señor Céspedes que, debido al interés del superior Gobierno, a través de la Secretaría de Cultura, de instalar el referido Museo Humboldt, la Casa del Escritor debía ser trasladada a otro lugar.  Nunca dije que le sacaríamos a la fuerza ni que no tendrían otro local.  Le señalé que la instalación se realizaría de cuatro a seis meses, tiempo más que suficiente para encontrar otro local.  Incluso, me comprometí personalmente a conseguir otro local, ya que estamos en un proceso de recuperación de edificaciones que están en poder de personas particulares o de ONGs inactivas”. Explicó Lantigua.

Dijo que lamentablemente y para su sorpresa, se encontró con un documento que no corre parejo en la forma en que comunicó la noticia a Céspedes.

 “Me resisto a creer que todos los firmantes estuviesen de acuerdo con ese memorial de agravios y con el chantaje implícito en el mismo.  Creo que el señor Céspedes, en ningún momento explicó debidamente a los demás directivos de la Casa del Escritor, los términos de mi comunicación telefónica con él muy diferentes al tono y el fondo del documento señalado”, dijo el secretario de Cultura.

Puntualizó que las nuevas autoridades de la secretaría de Cultura están comprometidas con el cambio general del sistema nacional de cultura, aunque con ello tengan que romper esquemas.