D.kano defiende intérpretes de hip hop

http://hoy.com.do/image/article/138/460x390/0/6C4DE6C0-D2A8-4EB5-8CBC-3517B10AAB6C.jpeg

JOSELIN RODRÍGUEZ
j.rodriguez@hoy.com.do
Sin temor a equivocarse, Héctor Mario Romer, más conocido en el ambiente artístico como D.kano, afirma que tiene una misión: demostrar que no todos los intérpretes de hip hop  son gente de la calle o delincuentes.

   En visita a ¡Alegría!, D.kano asegura que su interés es limpiar la imagen que se tiene de estos artista, bajo el entendido de que por estar encasillados les cierran muchas  puertas.

Aunque definió como “malo” que a todos los intérpretes del género  les apliquen determinado perfil, entiende  que en esto podría influir el tipo de hip hop que se difunde por la radio.  

 “A mí siempre me ha gustado el hip hop y parte de mi interés y mi lucha en el movimiento es demostrar,  que no todos los  exponentes del género son personas de la calle,  tigres o delincuentes, con un historial quizás  violento; en esta música hay gente  que tenemos títulos universitarios y que trabajamos horario normal de 9:00 a 6:00 de la tarde”.

En ese sentido, D.kano, quien es graduado Magna Cum Laude en Ingeniería en Sistemas, asegura que al igual que él otros representantes del hip hop también son profesionales, con una visión distinta de lo que debe hacerse.

  La música.   Para D.kano los exponentes  que están sonando actualmente en la radio tienen el mérito de que lograron llevar al género a lugares que hace cinco años no se imaginaron.

     Considera que esos artistas han abierto muchas puertas, porque a partir de ahí la gente empezó a escuchar esa música y a bajar los temas por la Internet.

“Se ha creado una especie de fiebre e inclusive la sociedad se ha percatado de la atracción que ejerce esa música en jóvenes, niños y adultos contemporáneos. Sin embargo, lo que está sonando no nos representa a todos, porque  otros  utilizamos el hip hop para fines más sociales, de denuncia o de preocupación por la sociedad”.

Es por esa razón que D.kano considera que la esencia del hip hop no es simplemente decir “yo tengo pistolas y autos o yo te mato”.

  El intérprete de “Personajes” dice  que en sus composiciones trata de ser muy diverso,  exponiendo la problemática social con temas jocosos, pues está consciente de que el hip hop social no le llega a mucha gente.

Choque con El Lápiz.  Aunque tiene buenas relaciones con los exponentes del género, D.kano dice que no ocurre lo mismo con El Lápiz.

Señala que esto se debe a que constantemente critica la tiradera o los temas que solamente tratan de delincuencia y drogas, por considerar que se puede enviar una mala señal a niños y jóvenes.

  “Te confieso que hace unos meses -como  yo  critico abiertamente  esa música en la que solo hablan  de matar o  tener las cosas a cualquier costo- El Lápiz me escribió canciones en las que me respondió y hasta me insultó, por lo que yo le contesté. Da pena decirlo, pero con esa tiradera me hice más popular”.

No hay unión. El parecer de D.kano es que entre los exponentes del hip hop local existe desunión, pues según dijo “están como en la política, cada quien halando para su lado”.

Considera que ahora los representantes del género lo que quieren es ser el número uno o los que más suenan. “En realidad hay mucha tiranía en el hip hop”.

     Educación.  D.kano entiende que la única forma de salir del barrio y de la pobreza es con la educación. Es por eso que el joven pide a las autoridades hacer más inversiones en tan importante área.

 “Hay que inculcarle a los niños el amor por el estudio, decirles que a través de la educación pueden salir de la pobreza”.

  Apodo.  Explica que su nombre artístico surge porque sus amigos y compañeros de la infancia le decían ¡ah, no pero tú lo que pretendes ser es un decano”. 

Zoom

Origen

D.kano

 Nace en Santo Domingo. Sus primeros  ocho años de vida los pasó en Santiago. En los 90 su familia regresa a la capital y se establece en Maquiteria en el sector Villa Duarte.

 En 1999 se graduó en Ingeniería en Sistema y en el 2001 terminó un postgrado en Tecnología de la información.

 De su abuelo, Juan Isidro Romer- quien falleció hace 10 años- heredó los genes para escribir.