Da asistencia a empresarios

POR ALEIDA PLASENCIA
Haivanjoe Ng Cortiñas, superintendente de Valores, informó que esta entidad ofrece asistencia profesional a los empresarios sobre el mercado bursátil para la elaboración de los prospectos.

Explicó que dado la ausencia de cultura bursátil, la “Superintendencia ha venido asistiendo profesionalmente a los empresarios y a los propios puestos de bolsa que está estipulados por ley, para la preparación de los prospectos de  Emisión de oferta pública”.

Sostuvo que la asistencia que ofrece la Superintendencia de Valores a ese respecto, es por la ausencia de cultura bursátil. Dijo, no obstante, que la Superintendencia de Valores lleva a cabo programas tendentes a combatir la ausencia de cultura bursátil.

Dijo que la Superintendencia informó recientemente a través de un espacio público, sobre un curso ofrecido para 60 personas interesadas, a realizarse en la Escuela Bursátil de esta entidad y se presentó una demanda de unos 400 dominicanos. Esto llevó a la Superintendencia a ofrecer varias jornadas de clases para poder dar respuesta a la gran demanda para la realización del curso bursátil, lo que, según NG Cortiña, es una muestra de que se está creado cultura en esta materia en el país.

Expresó que el costo de este tipo de cursos, impartidos en la Escuela Bursátil, es cubierto en su totalidad por la Superintendencia de Valores. Resaltó que hay señales de que “estamos creando cultura bursátil”, y puso como ejemplo el que ya empresarios del sector construcción hay sugerido que parte de las inversiones que deben hacerse en infraestructura, como carreteras, se financien con  instrumentos financieros en denominación en dólares, a través del mercado de valores.

Dijo  que desde que asumió el cargo de Superintendente, ha trabajado con el criterio de que no hay posibilidad de que un mercado de valores, en cualquier país, sin importar su nivel de desarrollo, pueda nacer y crecer si las condiciones macroeconómicas, sociales y políticas de la nación de que se trate, no están dadas en término de estabilidad.

Añadió que pese a que en el 2000 fue promulgada la primera ley de valores en el país, con las características modernas que requiere hoy día este mercado, las condiciones macroeconómicas de la República Dominicana durante ese año al 2004 fueron adversas. En ese período, dijo, se produjo un mal desempeño en los principales indicadores macroeconómico. Igualmente, dijo, se produjo desempleo, niveles inflacionarios significativos, entre otros elementos, expresó.

Eso se manifestó, señaló, en una reducción sustancial en las inversiones del sector privado. Expresó que estas condiciones fueron adversas al despegue del mercado de valores dominicano.