Dan apoyo elecciones en Irak

http://hoy.com.do/image/article/35/460x390/0/26E002C6-ECEA-40FF-8E42-463B4EB5B314.jpeg

CHARM EL CHEIJ, Egipto (AFP).- Los países más poderosos del mundo garantizaron su apoyo a las elecciones iraquíes del próximo 30 de enero en las que la ONU tendrá un papel fundamental y se comprometieron a acompañar a los iraquíes en la recuperación de la unidad nacional y la estabilidad.

   “Las elecciones que se celebrarán en enero son una etapa decisiva en la transición iraquí y es necesario que tengan lugar en un clima favorable”, subrayó el secretario general de la ONU, Kofi Annan, en la Conferencia de Charm El Cheij sobre Irak que congregó a orillas del mar Rojo a 20 jefes de diplomacia del G-8 y el mundo árabe.

   Inaugurada el lunes por los ministros de Relaciones Exteriores de países vecinos de Irak, la conferencia reunió el martes en una sesión plenaria a adeptos y detractores de la guerra en Irak, decididos, 18 meses después de la ofensiva, a impulsar la estabilidad de este país devastado por la violencia.

   El proyecto de declaración final fue aprobado sin modificaciones por los asistentes quienes subrayaron la necesidad de avanzar en la reconciliación nacional iraquí como paso previo a la celebración de las elecciones.

   “Debemos instar a los diferentes grupos iraquíes a participar en la reconciliación nacional, una reconciliación basada en el diálogo y la voluntad de entenderse”, afirmó Annan.

   En palabras del Alto representante de Política Exterior de la Unión Europea, Javier Solana, “la unión de las diferentes fuerzas políticas iraquíes será tan necesaria como costosa en tiempo, por eso la comunidad internacional tiene la responsabilidad de comenzar a impulsarla lo antes posible”.

   “Debemos colaborar todos para que este país se convierta en una democracia”, corroboró el responsable de la diplomacia estadounidense Colin Powell.

   Con el fin de que los comicios del 30 de enero sean lo más participativos y abiertos posible, el gobierno iraquí celebrará una reunión con las diferentes facciones presentes en el país antes de las elecciones.

   La idea partió de Francia, contrario a la ofensiva estadounidense en Irak, que insistió en que esta conferencia de Charm El Cheij incluyera a todos los grupos políticos iraquíes, tomando en cuenta también a aquellos que eligieron la resistencia armada y están dispuestos a abandonar la violencia.

   Antes de abandonar Charm El Cheij, el responsable iraquí de Relaciones Exteriores, Hoshyar Zebari, garantizó que las elecciones generales tendrán lugar el 31 de enero “sea cual sea la situación”.

   Sin embargo, para los participantes en la reunión, más que la fecha de estos comicios, la prioridad es que sean “transparentes” y puedan celebrarse en la totalidad del territorio iraquí.

   “No puede ser de otra manera”, recalcó Solana.

   En la declaración de Charm El Cheij se subrayó además que la presencia de las tropas internacionales en el país debe ser temporal, tal y como desean los países vecinos a Irak y estipula la resolución 1546 de la ONU.

   Este texto multilateral, aprobado en junio del 2004, explica que la presencia de soldados extranjeros será revisada a petición del gobierno iraquí y en cualquier caso expirará en diciembre del 2005, cuando se considera que habrá terminado el proceso político en curso en Irak.

   Según Solana, el secretario de Estado norteamericano Colin Powell dejó claro que Washington “estará presente en Irak hasta que las autoridades de aquel país les pidan que se vayan”.

   Por otra parte, en la reunión de Charm El Cheij se resaltó el papel fundamental de los países vecinos sobre todo en el control de las fronteras por las que transitan libremente aquellos que cometen atentados terroristas.

   Países como Siria e Irán, limítrofes con Irak y contrarios a la ocupación estadounidense del país, mostraron una actitud conciliadora y garantizaron que apoyarán el proceso electoral de sus vecinos.

   Según el canciller iraní Kamal Jarazi, la seguridad de Irak y la de sus vecinos es algo “indivisible” y la inestabilidad en Bagdad arrastrará consigo a toda la región.

   Además, en la declaración final de Charm El Cheij se subraya el papel fundamental de la ONU en el proceso electoral iraquí y se pide a la comunidad internacional que proteja a los trabajadores de Naciones Unidas en el país.

   Por último, se denuncian los asesinatos, torturas, atentados y secuestros de civiles en Irak y se recuerda a las tropas extranjeras y a las fuerzas de seguridad que deben ser comedidas a la hora de responder a estos ataques.

   La reunión de Egipto sirvió además para conversar sobre otras cuestiones urgentes como el conflicto israelo-palestino en una reunión paralela del Cuarteto para Oriente Medio (EEUU, UE, Rusia y ONU).

   Los responsables abandonaron Charm El Cheij con dos citas importantes que evitarán que esta conferencia se quede en la pura teoría: los ministros de Interior de los países vecinos a Irak se reunirán el 30 de noviembre en Teherán y a mediados de enero los cancilleres de estos países evaluarán en Ammán los avances registrados desde Charm El Cheij para la preparación de las elecciones en aquel país.