Dan listado principales delitos

POR LLENNIS JIMÉNEZ
El director de la Escuela Nacional del Ministerio Público, Ramón Núñez, afirmó que robo, falsificación, homicidio, drogas, los golpes, las heridas y la violencia intrafamiliar encabezan la lista de los diez delitos más frecuentes cometidos en República Dominicana en la última década.

Dijo que debido a la naturaleza de estos hechos, el reto más importante es la profesionalización de los fiscales.

 Núñez favoreció que la elección del procurador general de la República se haga con la participación del Congreso Nacional, para que el hombre de confianza del presidente de la República también sea elegido con una mayor legitimidad y actúe con independencia funcional.

En cuanto al impacto de la labor del ministerio público, dijo que las diez infracciones que indican las estadísticas que más suceden en el país, demuestran que los fiscales necesitan manejar al dedillo las técnicas con que se procesan estos casos.

“Hay retos importantes con relación a la ENMP y su rol en el sistema de justicia. Todo el tema de la profesionalización de los fiscales es una tarea que pesa en gran medida”, afirmó el funcionario judicial en entrevista concedida al programa FINJUS, de la Fundación Institucionalidad y Justicia, y que conduce el  vicepresidente del organismo, Servio Tulio Castaños Guzmán.

Planteó que el reto del sistema está en lograr la transformación cultural, por lo que estimó que tanto la ENMP como la Escuela de la Judicatura tienen que enfrentar los problemas que vienen de la universidad y que se reflejan en los profesionales ministeriales.

Núñez dijo que los recursos de la ENMP han estado orientados a una suerte de nivelación, de ahí que  si tienen un mecanismo de concurso fuerte, creíble, donde se selecciona lo mejor, deben ir apostando más al concurso y pasar a una capacitación más vinculada con la práctica, a una capacitación que tenga impacto.

PROCURADOR A TRAVÉS DE CONGRESO

El director de la ENMP entiende que es propicia la iniciativa de elegir el procurador general de la República en el marco de la reforma constitucional como una de las propuestas tendentes a fortalecer la institucional del ministerio público.

Consideró que la visibilidad de institucionalidad debe ser para que el ministerio público no tenga esa estructura refleja del poder judicial, sino que se vea con derecho propio en la constitución.

Núñez es partidario de que la carrera y la inamovilidad planteadas en el Estatuto del ministerio público y el poder judicial, deberían extenderlas desde la Constitución al ministerio público.

“La inamovilidad no es solamente una garantía del funcionario, sino que es una garantía del servicio de justicia. Yo creo que, asimismo, como se habla de inamovilidad hay que hablar de evolución de desempeño”, precisó refiriéndose a la eficacia del trabajo.

Afirmó que la del respeto de los ciudadanos debe ser ganado en base a la labor de la función pública. “La clave es brindar un servicio de calidad”, dijo.