Danilo estima posición electoral

http://hoy.com.do/image/article/203/460x390/0/E6CE58B8-6D17-4C76-AF70-C756656A096C.jpeg

POR MANUEL JIMÉNEZ
El secretario de la Presidencia, Danilo Medina, no descartó ayer que las posiciones del PRD respecto a la reforma fiscal tengan por finalidad ir ganando posicionamiento en el electorado nacional. Tras recordar que faltan diez meses para las elecciones congresionales y municipales, Medina dijo que esa es la única explicación que encuentra a la decisión del PRD de rechazar ser parte de un pacto político para facilitar la aprobación de la reforma fiscal.

Medina, quien fue entrevistado en el Palacio Nacional, insistió en que estamos en un año pre-electoral, época en que los partidos aprovechan “para sacar ventajas”.

“Pero no sabemos cuál es la motivación real que tienen para actuar de esa manera”, dijo al comentar la posición perredeísta que considera “inoportuno” que en los actuales momentos se hable de un pacto político entre las fuerzas políticas del país.

Reconoció, no obstante, que el PRD está en pleno derecho de “hacer lo que quiera” porque eso “entra dentro de la soberanía de su partido”.

“Nosotros no podemos trazarle pautas al PRD. Nosotros básicamente a quien trazamos pautas es al Partido de la Liberación Dominicana, pero no tenemos ninguna jerarquía sobre el Partido Revolucionario Dominicano ni nos interesa”, dijo el funcionario.

Reconoció también que cada partido asume la posición que entienda debe asumir en cada coyuntura. “Si ellos asumen la posición de no colaborar con esta situación que no creo el PLD, porque nosotros no fuimos quienes negociamos el tratado (de libre comercio), aunque lo apoyamos porque sabíamos que el país no tiene otro camino”, dijo.

Medina entiende que el país no tenía otra alternativa que negociar el RD-CAFTA y por esto entiende “correcta” la decisión asumida por el gobierno de Hipólito Mejía.

“Pero si se camino el primer tramo, debe concluirse”, dijo Medina al recordar que la reforma fiscal es una consecuencia directa del tratado de ese tratado de libre comercio.

El funcionario recordó que la entrada en vigencia del RD-CAFTA obligará al país a desmontar la Comisión Cambiaria y los aranceles, lo que representará una merma de más de RD$30,000 millones que deben ser compensados con esta reforma.

“El gobierno lo que pretende con esta reforma es obtener esos RD$30,000 millones, ni un chele más, pero tampoco un centavo menos”, sentenció el funcionario.

Dijo que el gobierno esta a la espera de concertar un acuerdo con el sector empresarial y los legisladores en torno a la reforma fiscal, pero reconoció que esto no es fácil.

Recordó que sobre estas negociaciones están actuando intereses políticos y económicos. “No es fácil ponerse de acuerdo con tantos intereses envueltos”, admitió Medina.

Dijo que los empresarios presentaron sus propuestas y que en la mesa de negociaciones también participan los técnicos del Senado y la Cámara de Diputados. Medina espera que el proyecto de reforma pueda ser consensuado en esta misma semana.