Danny Almonte, tras una nueva vida
de mano del béisbol

http://hoy.com.do/image/article/53/460x390/0/B7C21E83-B24C-46B1-8280-71EBA833C885.jpeg

POR ADRIAN SAINZ 
MIAMI (AP).- Danny Almonte camina hasta la caja de bateo, golpea suavemente el plato y agita el bate por encima de su cabeza debajo del candente sol del sur de la Florida, y conecta lanzamiento tras lanzamiento hacia los jardines con un bateo relajado, suave.

Posteriormente, al subir a la lomita para lanzarle bolas rápidas a su nuevo receptor, lo hace bajo la mirada de su nuevo entrenador y compañeros de equipo.

Cuatro años después de que su nombre se viera manchado dentro del béisbol por un escándalo que surgió al descubrirse que había rebasado la edad límite para jugar la Serie Mundial de Ligas Pequeñas, Almonte, ahora de 18 años, está tratando de superar su pasado.

El joven pelotero comentó que ha ganado amigos bastante rápido en Miami, y nadie le pregunta sobre su problema en la Serie Mundial de las Ligas Pequeñas.

“No quiero hablar más de eso. He demostrado que puedo actuar desde entonces”, señaló Almonte durante una entrevista efectuada entre exámenes finales de la secundaria.

Almonte se mudó a Miami procedente de Nueva York en febrero, dispuesto a abandonar una mala reputación y los titulares de escándalo. Sin embargo, aún es recordado como el niño que lanzó un juego perfecto en la Serie Mundial de Ligas Pequeñas del 2001, y que le fue arrebatado porque tenía apenas 14 años, dos más de la edad máxima permitida para participar en el torneo.

“Es algo que nunca va a poder superar, pues es algo sobre lo que él no tenía control. Ni siquiera trato de mencionarlo, y creo que él habló del problema en una ocasión, pero ahora es un asunto muerto”, señaló Eddie Díaz, entrenador y consejero de Almonte en Miami.

El domingo podría significar su primer partido como lanzador desde que llevó a la secundaria James Monroe al Campeonato de la Ciudad de Nueva York en junio pasado.

En la actualidad, juega para los Bombers de la Florida, un equipo de la Liga Connie Mack para menores de 18 años y afamada por conseguir que algunos de sus peloteros consigan becas universitarias y a la selección de novatos de los equipos de Grandes Ligas.

Buscadores de talento de todo el país que querrán analizar la capacidad de Almonte ciertamente estarán presente, y podría ser el partido de liga veraniega que tenga la mejor asistencia de los últimos años en esta zona.

“Va a tener que cumplir con algunas expectativas muy altas”, dijo el entrenador de los Bombers, Emilio Fernández.

El partido será un cierto tipo de renacimiento para Almonte, quien es originario de la República Dominicana, quien se mudó a Nueva York poco antes del escándalo de la Serie Mundial.

Almonte, quien representaba al Rolando Paulino All Stars, fue despojado del reconocimiento al primer partido perfecto en los 44 años de historia de la Serie Mundial de las Ligas Pequeñas al darse a conocer que era mayor a la edad permitida, y el tercer lugar que también consiguió el equipo también les fue arrebatado.

El padre de Almonte, Felipe de Jesús, fue expulsado de por vida de las actividades de las Ligas Pequeñas y fue acusado de haber falsificado el certificado de nacimiento de Danny.

Sin embargo, Danny Almonte dominó posteriormente al béisbol de las secundarias en Nueva York, al concluir con foja de 8-0 con 77 ponches y un promedio de carreras limpias menor a 1,40 en la temporada del 2004, y bateó para un promedio de casi ,500 con cinco jonrones.

Sin embargo, se perdió la temporada completa de 1995 al llegar demasiado tarde para comenzar a entrenarse a la ciudad de Miami.