Danny Glover critica desigualdad social

http://hoy.com.do/image/article/672/460x390/0/2EE6B907-67D5-4E53-9687-7F50CC27C90D.jpeg

El actor estadounidense Danny Glover afirmó  que no tiene mucha lógica que la  equidad del mundo esté en manos de unos pocos, por lo que se pregunta hacia dónde se encamina la humanidad.

Cuestionó que en la realidad de hoy “más del 40% de la población mundial vive con menos de dos dólares al día… y hemos creado más tecnología en los últimos 65 años que en toda la extensión de la historia humana”.

“En 1947, más del 40 por ciento de los trabajadores de Estados Unidos estaban agrupados en sindicatos, en la actualidad el 88 por ciento de los trabajadores en el país no tienen ningún tipo de representación sindical”, afirmó Glover.

El actor,  nacido en San Francisco, California, en 1946, y quien se encuentra en el país  participando en el  V Festival de Cine que anualmente auspicia la Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE),  dijo que la gran “pregunta para los historiadores, políticos o simplemente la sociedad civil,  la gente común, es hacia dónde nos dirigimos”.

Consideró que lo más difícil es saber “adónde vamos desde aquí, porque el verdadero cambio tiene que ocurrir en un período de gran estabilidad, “pero todo va a depender de  lo que los seres humanos están haciendo en un punto particular de tiempo, no sólo como individuos sino colectivamente, como ciudadanos de varios países y, al mismo tiempo como ciudadanos del mundo”.

Glover, reconocido activista social y que ha intervenido en numerosos largometrajes,  explicó que de un lado se mira a Estados Unidos como un marco que representa al 5% de la población, más del 30% de los recursos del mundo, “en un período de gran subida, del calentamiento mundial, alzas y bajas en todos los recursos”.

“Hay que cuestionar “la forma en que usamos los recursos, el uso eficiente de los recursos”, porque es “a esa pregunta que tenemos que encontrar una respuesta, no sólo en Estados Unidos, el país más poderoso militar y económicamente  en el mundo, sino también en la población mundial”, dijo Glover en una rueda de prensa poco antes de que fuera condecorado por el presidente Leonel Fernández en una ceremonia en el Palacio Nacional.

Junto a Glover también fue condecorada la actriz inglesa-estadounidense Geraldine Chaplin, hija de Charles Chaplin, y al productor de cine dominicano Agliberto Meléndez.

Glover  y otras estrellas del cine mundial participan en el referido festival de cine que culmina hoy.

En el séptimo arte.   Al abordar la época que le ha tocado vivir, Glover dijo que considera fue “una fortuna de haber nacido en un período de tiempo y la idea de participar en un proceso de cambio, un cambio extraordinario en mi vida, sentaron las bases para que me convirtiera en un actor”.

Admitió que su carrera pudo haber recorrido tres etapas, la primera con el surgimiento del arte negro, “la segunda etapa se estableció probablemente cuando me decidí a utilizar el arte como un marco en materia de desarrollo comunitario y crecimiento de la comunidad, siempre democratizando toda la cultura”.

“Cuando comencé a hacer el trabajo del  gran dramaturgo sudafricano Athol Fugard, en 1975-1976, me proporcionó los medios para hacer un trabajo significativo, porque estaba aprendiendo la actuación de uno de los dramaturgos más destacados”, agregó Glover.

Finalmente, el actor dijo que en la tercera etapa “estaba definiendo lo que era importante para mí en el mundo y de qué lado del mundo estaba”.

Con relación a sus características como artista, Glover manifestó que tiene el “tipo de cara, de presencia… que pueden casi ponerse en cualquier género, en cualquier período; pude hacer un western y ser creíble. No todos los actores pueden hacer westerns y ser creíbles, puedo hacer un western y ser creíble, puedo hacer el papel de un policía y ser creíble”.

Explicó que simplemente se prepara para “los retos que cada personaje exige, sin pensar en el género de la película, más bien  en lo que sucede en la historia y las situaciones en que ese personaje en particular se ve envuelto, sin importar en qué período de la historia se presenta”.

Sostuvo que lo que importa “son las circunstancias, la evolución de la historia, lo que el personaje necesita para impactar en esa historia, haciendo de éste una revelación, más allá de sí mismo, en la historia en sí”.

Reconocimientos.   En Santo Domingo fue condecorado por el presidente Leonel Fernández, por la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), y recientemente en Cuba recibió el premio  Tomás Gutiérrez Alea de la Unión de Escritores y Artistas.