Daño colateral de derrota de Bush:
Blair pierde más peso político

http://hoy.com.do/image/article/333/460x390/0/A22A654B-0EE9-4C0E-974A-45EAE5274C0D.jpeg

Por Ana María Echeverría
LONDRES, Nov 9 (AFP) – La humillante derrota de los republicanos en la votación del martes en Estados Unidos acentuará la pérdida de peso político de su principal aliado en Irak, el primer ministro británico Tony Blair, que según expertos se halla “muy preocupado” por el terremoto que sacudió a Washington.

“Blair está muy preocupado por los resultados de la votación del martes, que enviaron (al presidente George W. Bush) una clara señal de cambio en Irak”, dijo a la AFP el doctor Ali Ansari, experto en Medio Oriente de la Universidad de St. Andrews, en Escocia.

El analista subrayó que la noticia de que los estadounidenses pusieron fin a la era Bush, principalmente por el fiasco en Irak, “no es buena para Blair”, cuyo “aislamiento y pérdida de credibilidad tenderá a aumentar” tras esa votación que significó una bofetada para su aliado en la Casa Blanca.

“Creo que la derrota de los republicanos va a tener serias consecuencias sobre Blair, especialmente porque el Congreso estadounidense va a comenzar a lanzar una serie de investigaciones sobre el proceso que llevó a la guerra en Irak y sobre la conducción de esa guerra”, dijo.

Hasta ahora, “Bush y Blair se han cubierto uno al otro. Pero estas investigaciones van a exponer muchas cosas, por ejemplo, las falsedades con las que justificaron la intervención de Irak”, dijo.

“Esas indagaciones del Congreso aumentarán la pérdida de credibilidad de Blair, que se ha plegado a la política de Bush en Irak, y lo dejarán más aislado”, dijo el experto.

Otro analista especializado en Medio Oriente, George Asseily, destacó que es “indudable” que, tras los resultados electorales en Estados Unidos, “habrá cambios” en la política de Washington hacia el país árabe, a los que Blair deberá plegarse.

En cambio, la ministra de Relaciones Exteriores de Gran Bretaña, Margaret Beckett, trató de desestimar el jueves el impacto de la votación en la política en Irak, al afirmar que no suscitará cambios importantes.

Según Beckett, los resultados electorales en Estados Unidos provocarán sólo una “reevaluación” de la política hacia Irak.

“No espero ningún cambio importante de la política” estadounidense en Irak, sólo una “revaluación”, declaró Beckett.

Asseily se mostró en desacuerdo, y aseguró que los resultados del martes van a conducir a un cambio en la política de Washington hacia Irak, y por ende, a un cambio en la política británica.

“Hace una semana, Bush decía que Donald Rumsfeld iba a seguir dirigiendo la guerra. Y tras los resultados, Rumsfeld fue la primera víctima”, dijo el experto a la AFP.

“Creo que después de la votación, aunque Bush asegure lo contrario, él va a escuchar con más atención a sus generales, que le reclaman un cambio de estrategia en Irak”, afirmó el analista, agregando que a “Blair no le queda otra que plegarse a los cambios” de Washington.

El analista coincidió en que los resultados de la votación en Estados Unidos dejan por eso al primer ministro británico “en una posición incluso más débil”.

“Blair es considerado aquí como el perrito faldero de Bush, por lo que si Bush pierde peso político, Blair lo pierde también”, dijo Asseily, presidente del Centro de Historia de Líbano en Londres.

“Pero Blair ya perdió mucho por el efecto Irak, y no tiene mucho más que perder. De todas maneras, se habrá ido (del gobierno) en mayo o junio del año próximo”, predijo.

Según Diana Wallis, una parlamentaria liberal demócrata, el tercer partido político en Gran Bretaña, “tras la derrota sufrida por su aliado George Bush, Blair podría sentir que no vale la pena que siga luchando por permanecer en el número 10” de Downing Street, la sede del gobierno británico.

“Sospecho que los británicos van a ver los resultados de esas elecciones (en Estados Unidos) y utilizarán la próxima ronda de elecciones locales, en mayo próximo, para expresar su desaprobación de Blair”, predijo.