David Ortiz habría sido enviado a matar por César Emilio Peralta, revela investigación

David Ortiz habría sido enviado a matar por César Emilio Peralta, revela investigación

David Ortiz habría sido enviado a matar por César "El Abusador".

David Ortiz miembro de l Salón de la Fama y quien recibió un disparo a quemarropa en la espalda en 2019 habría sido enviado a matar por el reconocido narcotraficante César Emilio Peralta alias «El Abusador».

La información sale a la luz pública luego de que el excomisionado de policía de Boston, Ed Davis, realizara una investigación privada de seis meses en la desenmascara la supuesta conspiración de asesinato.

Davis, al revelar sus hallazgos por primera vez, dijo que el poderoso y políticamente conectado narcotraficante César “El Abusador” Peralta llegó a sentirse irrespetado por Ortiz, lo que lo llevó a poner una recompensa por la cabeza de Ortiz y sancionar al escuadrón de sicarios que trató de matar. él.

“Peralta dijo que le disparó a David”, dijo Davis en una entrevista, citando información que dijo que los agentes de la ley estadounidenses reunieron y compartieron con él.

Ortiz, en una llamada telefónica desde República Dominicana, dijo que estaba “triste, confundido, enojado, con todo tipo de emociones” cuando recibió la noticia de Davis, a quien contrató para llevar a cabo la investigación, y Ric Prado, un ex alto cargo. alto funcionario de la CIA que participó en la investigación.

Puedes leer: César «El Abusador» enfrentará cargo por narcotráfico en EEUU

Los hallazgos de Davis contradicen las narrativas presentadas por los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley dominicanos. Primero alegaron que una persona no especificada con un motivo desconocido ofreció una recompensa por Ortiz. Sin embargo, abandonaron rápidamente la teoría y atribuyeron el tiroteo a un caso de identidad equivocada, sin implicar nunca a Peralta.

El abogado de Peralta con sede en Miami, Joaquín Pérez, dijo que Peralta “no tuvo nada que ver” con el atentado contra la vida de Ortiz.

“Tan malo como es César Peralta, ni siquiera está cerca de estar en el estadio de béisbol para decir que tuvo algo que ver con esto”, dijo Pérez.

Pérez describió a Ortiz y Peralta como “amigos cercanos” y dijo que Peralta estaba entre la multitud que acudió a la clínica donde Ortiz fue trasladado de urgencia, aferrándose a la vida, la noche del tiroteo.

Ortiz negó tener más que una relación casual con Peralta.

Trece sospechosos están a la espera de juicio en el caso, incluido Víctor Hugo Gómez, un presunto asociado del Cartel del Golfo, quien según las autoridades dominicanas ayudó a formar el escuadrón de sicarios para asesinar al amigo de Ortiz, Sixto David Fernández, porque lo consideraban un informante.

Sin embargo, el pistolero confundió a Ortiz con Fernández, alegan los fiscales dominicanos, una teoría ampliamente ridiculizada porque los dos se parecen poco.

Sospechas

Hace varios meses, Ortiz enfrentó a muchos de los sospechosos, incluido el presunto autor de los disparos, en una audiencia previa al juicio en un tribunal dominicano. Ahora, se encuentra dividido entre los relatos contradictorios desarrollados por Davis y las autoridades dominicanas.

“Acepto lo que me dicen Ed y Ric, pero ¿cómo es que nadie en el sistema de justicia dominicano me ha dicho que así fue?” dijo Ortíz. “En cambio, es todo lo contrario”.

David Ortiz
David Ortiz, Salón de la Fama y exjugador de los Medias Rojas de Boston.

El asesor de comunicaciones de Ortiz, Joe Baerlein, dijo que Ortiz luego le pidió al Globe que agregara a sus comentarios que “si bien David aprecia la minuciosidad del informe [de Davis], espera más acciones legales en los tribunales dominicano y estadounidense para brindar claridad final y respuestas sobre por qué esto le pasó a él”.

Cuidado con el capo, incluso cuando está encarcelado

Ortiz, quien en enero se convirtió en el cuarto jugador dominicano elegido para el Salón de la Fama del Béisbol Nacional, dijo que contrató a Davis en 2019 en parte porque estaba preocupado por la integridad de la investigación dominicana bajo Jean Alain Rodríguez, el fiscal general en ese momento. . Desde entonces, Rodríguez ha sido encarcelado por cargos de corrupción pública no relacionados con Peralta.

“Para ser honesto, cuando vives en un país donde la justicia está corrompida, quieres creer [lo que alega el gobierno] pero también estarás en desacuerdo, y eso era lo que estaba pasando en ese momento”, dijo Ortiz.

Dijo que Rodríguez lo llamó a su casa en Weston dos meses después del tiroteo y le pidió que hiciera una declaración pública respaldando la teoría de la identidad equivocada. Sentados con Ortiz en ese momento estaban Davis, Prado, el agente de béisbol Fern Cuza y Baerlein.

“Entendimos que el fiscal general estaba tratando de hacer desaparecer [la posible participación de Peralta] porque si Peralta caía, mucha gente en el gobierno iba a caer”, dijo Prado.

Ortiz dijo que su fe en el gobierno dominicano ha aumentado desde que una nueva administración presidencial en 2020 lanzó una campaña contra la corrupción. Sin embargo, los fiscales defienden la teoría de la identidad equivocada y Ortiz se resiste a criticarlos.

Leer más: César el Abusador se declara no culpable de cargos tráfico de drogas en Puerto Rico

También dijo que no quiere participar en la provocación de Peralta, cuyo nombre no mencionó durante una entrevista de 35 minutos mientras observaba a su hijo menor, David Andrés, jugar béisbol. Se refirió a Peralta principalmente como “este tipo”.

Peralta, de 47 años, se encuentra detenido sin derecho a fianza en Puerto Rico y enfrenta cargos de conspiración para importar cocaína y heroína.

“Estoy en una situación difícil porque estamos lidiando con algunas personas peligrosas”, dijo Ortiz. “Estoy bastante seguro de que este tipo está sentado en la cárcel ahora mismo pensando en lo que va a decir o hacer. No planeo vivir mi vida en la clandestinidad”.

Peralta era un fugitivo de los cargos estadounidenses cuando le dispararon a Ortiz. Sin embargo, estaba prosperando a simple vista en Santo Domingo, la capital dominicana, donde era dueño de muchos clubes nocturnos y restaurantes de lujo y de una casa de cambio. Las autoridades estadounidenses alegan que usó los negocios para lavar dinero del narcotráfico y emplear a mujeres que traficaba desde Sudamérica.

El FBI declaró en una declaración jurada de 2018 que la red de tráfico internacional de Peralta generó millones de dólares, algunos de los cuales usó para sobornar a la policía nacional dominicana y a funcionarios gubernamentales para evitar arrestos, enjuiciamientos e incautaciones de narcóticos.

También puedes leer: Padre del preso asesinado por César el Abusador habla del incidente

El Tesoro de EE. UU., al designar a Peralta como capo de la droga en 2019, dijo que él y “su organización criminal han utilizado la violencia y la corrupción en la República Dominicana para traficar toneladas de cocaína y opiáceos a Estados Unidos y Europa”.

En agosto de 2019, dos meses después de que le dispararan a Ortiz, las autoridades dominicanas allanaron la red de Peralta en coordinación con la DEA y el FBI. Cerca de dos docenas de presuntos socios de Peralta fueron detenidos, pero él eludió el arresto y permaneció prófugo hasta que fue capturado en Cartagena, Colombia, en diciembre de 2019.

Mientras Peralta estaba encarcelado en Colombia, Davis completaba su investigación. En febrero de 2020, el Globe le pidió a Baerlein que compartiera los hallazgos de Davis, pero Baerlein pidió retenerlos por la seguridad de Ortiz hasta que Peralta estuviera bajo custodia estadounidense.

César Emilio Peralta alias «El Abusador» mientras es trasladado por policías en Colombia hasta su reciente destino en Puerto Rico.

Davis, cuya firma, The Ed Davis Company, también brinda servicios relacionados con la seguridad para el Globe, dijo esta semana sobre la solicitud de Baerlein: “Todo lo que descubrimos fue que hubo un ataque activo contra David, que alguien quería que lo eliminaran, a saber Peralta. Peralta estaba sentado sobre millones de dólares en fondos ilícitos a los que tenía acceso, y las cárceles colombianas tienen filtraciones notorias. Puedes ejecutar operaciones desde una cárcel colombiana que no puedes ejecutar desde una prisión de los Estados Unidos. Estábamos preocupados por eso”.

Además, el presunto escuadrón de sicarios incluía a dos miembros de los Trinitarios, una violenta pandilla callejera dominicana, que estaban prófugos de cargos en los Estados Unidos. El presunto pistolero, Rolfi Ferreira Cruz, era buscado por dos robos a mano armada en Clifton, NJ, en 2017. Y Luis Rivas Clase, conocido como El Cirujano, había sido acusado de conspiración para cometer homicidio en Reading, Pensilvania, en 2018. todavía estaba prófugo el año pasado cuando fue baleado y asesinado en una calle de la ciudad dominicana de Santiago de los Caballeros.

Un motivo sigue siendo turbio

Davis, comisionado de policía de Boston de 2006 a 2013, dijo que su investigación arrojó información preocupante de una celda de Trinitarios en Lawrence poco después de que le dispararan a Ortiz.

“Era bien sabido en la pandilla que querían matar a Ortiz”, dijo Davis.

Casi dos años después, en diciembre de 2021, Peralta fue extraditado a Puerto Rico, pero no sin antes recordar lo peligroso que podría ser. En octubre, Peralta fue acusado de participar en el asesinato de un compañero de prisión conocido como La Rata en la cárcel La Picota de Bogotá.

Sí, el tipo fue apuñalado, eso es cierto”, dijo el abogado de Peralta, Pérez. “Se está investigando si fue en defensa propia o no”.

En cuanto a Ortiz, precisamente por qué Peralta se pudo haber sentido tan irrespetado que ordenó matar a Ortiz sigue sin estar claro. Davis dijo que la policía dominicana se negó a cooperar con su investigación, y cuando Davis le pidió a Carmen Ortiz; la exfiscal federal en Boston, que contactara a Rodríguez, entonces fiscal general, en nombre de David Ortiz, para discutir el caso, Rodríguez rechazó su pedido.

Davis dijo que sus hallazgos se basan principalmente en inteligencia de fuentes policiales estadounidenses y en la investigación de Prado en República Dominicana. Prado, un cubano nativo con años de experiencia en la República Dominicana, dijo que reunió información de fuentes del gobierno de los EE. UU. en Santo Domingo y desplegó a ex militares dominicanos y agentes de la ley que fueron examinados cuidadosamente, incluso con pruebas de polígrafo.

Prado dijo que se enteró de que el control de Peralta sobre poderosos funcionarios dominicanos era generalizado.

“El problema que encontramos fue; que había tanta gente en la toma de Peralta que no podían permitirse que él comenzara a hablar durante el interrogatorio porque sentían que los sacaría”, dijo Prado. “Estábamos recibiendo información de que atacaría a estos funcionarios del gobierno si lo traicionaban”.

Fiesta

Davis y Prado alegan que el motivo de Peralta para el tiroteo de Ortiz probablemente fue una acumulación de celos y desaires percibidos. Dijeron que no encontraron evidencia de que Ortiz participara en ningún tipo de negocio con Peralta o lo conociera más que incidentalmente.

En 2015, Ortiz organizó una fiesta de cumpleaños en el Aqua Club de Santo Domingo, propiedad de Peralta y que las autoridades estadounidenses identificaron más tarde como una de las supuestas empresas de lavado de dinero de Peralta. Ortiz dijo que no sabía en ese momento que Peralta era dueño del club.

Después de que Ortiz se retirara en 2016, frecuentó cada vez más la escena nocturna de Santo Domingo. Algunos de los clubes populares más exclusivos eran propiedad de Peralta; quien a menudo intercambiaba saludos con Ortiz y en ocasiones posaba para una foto con él, dijo Ortiz.

Pero cuanto más veía Peralta a Ortiz convertirse en el centro de atención en sus clubes, dijo Prado; más celoso se ponía de la celebridad de Ortiz.

Ortiz y Peralta también vivieron por un tiempo en el mismo edificio de condominios de lujo en Santo Domingo, el Naco Blue Tower, David Ortiz un piso debajo de Peralta. «Big Papi», Ortiz se mudó a la torre antes que Peralta y dijo que se mudó “porque era demasiado obvio que había mucha gente rara entrando al edificio y yo no me sentía cómodo”.

Ortiz dijo que una vez se quejó cortésmente con Peralta por una ruidosa fiesta nocturna, pero no creía que Peralta se sintiera ofendido. Prado, sin embargo, dijo que Peralta pudo haberlo tomado como un insulto.

Además, el edificio llegó a ser conocido en las calles como “la Torre Big Papi”, lo que pudo haber irritado aún más a Peralta. Con 5 pies y 5 pulgadas, Peralta es casi un pie más bajo que Ortiz.

Leer: César «El Abusador» enfrentará cargo por narcotráfico en EEUU

“Al igual que otros capos importantes, el ego de Peralta es tan grande que no podía permitirse el lujo de que le usurparan el poder”, dijo Prado, quien recientemente escribió un libro de memorias, “Black Ops: The Life of a CIA Shadow Warrior”.

Prado dijo que Peralta “era el rey de las calles, el rey de los clubes y el tiburón más grande del agua. Si alguien intentara usurpar ese poder, consciente o inconscientemente, se lo tomaría como algo personal”.

También se especuló que Ortiz tenía una relación sentimental con la esposa o la novia de Peralta, lo que Ortiz negó rotundamente en la entrevista.

Una supuesta copia de un cheque bancario apareció en línea sugiriendo que Ortiz pagó $84.500 para comprarle un Lexus nuevo a una mujer el día antes de que le dispararan. Algunos medios de comunicación intentaron vincular a la mujer con Peralta, pero David Ortiz dijo a través de Baerlein que los informes no tenían fundamento. Baerlein dijo que el cheque era falso y, aunque Ortiz le dio dinero a una amiga de toda la vida, no fue suficiente para comprar un Lexus nuevo. Baerlein dijo que Ortiz y la mujer visitaban ocasionalmente un club propiedad de Peralta, pero ella ha negado tener alguna relación con Peralta.

Aún así, Prado y Davis dijeron que Peralta podría haberse enojado simplemente porque otras mujeres en su círculo parecían querer a Ortiz.

“Incluso si no hubo una aventura; solo el hecho de que una de las mujeres de Peralta se sintiera atraída por David o estuviera coqueteando con él; eso podría ser visto por Peralta como una afrenta”, dijo Prado.

César Emilio Peralta alias «El Abusador».

¿Ayudado por un informante?

Davis y Prado están de acuerdo con los fiscales dominicanos en que el escuadrón de la muerte se reunió inicialmente para eliminar a Fernández. Pero no están de acuerdo en que Gómez fue el autor intelectual. Más bien, creen que fue obra de Peralta, quien operaba bajo el Cartel del Golfo en la jerarquía del tráfico internacional de drogas.

Prado dijo que suponía que Peralta estaba pensando; “Está bien, me dicen que tengo que golpear a este tipo y resulta que se reunirá con David Ortiz; quien me ha estado molestando y robándome el sol. Esta es una oportunidad para mí de deshacerme de dos problemas a la vez”.

Fernández estaba entre más de media docena de hombres sentados con Ortiz alrededor de mesas de primera fila en el patio al aire libre del Dial Bar en Santo Domingo cuando el pistolero llegó temprano un domingo por la noche.

Prado dijo que Peralta pudo haber sabido que Fernández y Ortiz estarían juntos esa noche porque un par de amigos de Ortiz le estaban informando a Peralta sobre él.

Un presunto miembro de la tripulación de Peralta, Natanael “Nato” Castro Cordero, un ex soldado dominicano identificado más tarde como el jefe de seguridad de Peralta, se hizo amigo de Ortiz y apareció en fotos con él en varios lugares. Los medios dominicanos informaron en 2020 que Cordero fue dado de baja con deshonra del ejército porque estaba usando inteligencia militar para ayudar a Peralta a transportar grandes sumas de dinero, armas y drogas.

Más

Prado no citó a Cordero en particular como posiblemente informando a Peralta sobre Ortiz. Cuando el Globe le preguntó sobre su relación con Cordero, Ortiz dijo que conoció a Cordero cuando Cordero brindaba seguridad a los músicos en los clubes de Santo Domingo. Ortiz dijo que Cordero “siempre estaba apurado” y eventualmente también le brindó seguridad.

“Si Nato se involucró en otras cosas con [Peralta], no conozco ese lado de la moneda”, dijo David Ortiz.

Los compañeros de mesa de Ortiz en el Dial Bar también incluyeron al artista de reggaetón Secreto y al presentador de televisión Jhoel López, quien más temprano ese día había pasado tiempo con Ortiz y sus hijos, D’Angelo y David Andrés, en una pista de karts.

Mientras Ortiz se sentaba frente a un vaso de whisky escocés; el pistolero se acercó por detrás y le disparó una sola bala en la espalda, dejándolo tirado. La bala también atravesó la pierna de López. Fernández escapó ileso, gracias a un mal funcionamiento de un arma de fuego, dijo Davis.

Davis encargó a un equipo del MIT que lleva a cabo un análisis de video forense para estudiar las imágenes de vigilancia del bar. Dijo que un análisis cuadro por cuadro reveló que después de que el pistolero le disparó a Ortiz; apuntó con la pistola semiautomática Browning Hi-Power de 9 mm a la cara de Fernández y apretó el gatillo. Pero el arma falló, una bala todavía se alojó en la recámara.

Te podría interesar: César “El Abusador” habría sido extraditado a Puerto Rico

Davis y Prado dijeron que el análisis mostró que el agresor intentó por segunda vez despejar la cámara, y cuando eso falló, huyó.

“Su intención era obvia”, dijo Prado: el pistolero estaba tratando de disparar tanto a David Ortiz como a Fernández; no había ninguna identidad equivocada.

Mientras los sospechosos esperan un juicio demorado por mucho tiempo; Ortiz se describió a sí mismo como una víctima inocente de quien se sospecha erróneamente que tuvo un comportamiento; que provocó un ataque que le causó un trauma físico y emocional inconmensurable.

Ortiz viaja con seguridad ahora. Se recuperó por completo de una cuarta cirugía el año pasado y está enfocado en su segunda carrera como personalidad de Fox Sports; patrocinador de una amplia gama de marcas y recaudador de fondos para pacientes de cardiología pediátrica en Nueva Inglaterra y el República Dominicana.

Dijo que una gran cicatriz en su torso sirve como un recordatorio constante de la terrible experiencia. Y mientras Ortiz anhela saber por qué alguien podría quererlo muerto, dijo: “Lo más importante es que gracias a Dios estoy vivo”.

Más leídas