David Ortiz: “tendré que
ganar la triple corona”

http://hoy.com.do/image/article/330/460x390/0/D7AD025C-C6D8-440D-A246-5BABD7E8276A.jpeg

POR ENRIQUE ROJAS
De ESPNdeportes.com
MIAMI .-
Por tercer año consecutivo David Ortiz fue el gran perdedor en las votaciones por el Jugador Más Valioso de la Liga Americana a pesar de poner los números más impresionantes en el terreno. La Razón: los votantes consideran que un bateador designado no merece el reconocimiento como el más destacado de la liga.

El martes, Ortiz quedó en tercer lugar en los resultados de la premiación, que ganó el inicialista Justin Morneau, de los Mellizos de Minnesota. Morneau, quien bate .321 con 34 jonrones y 130 carreras impulsadas, fue nombrado en primer lugar en 15 de las 28 boletas y totalizó 320 puntos. Derek Jeter, de los Yanquis de Nueva York, recibió 12 votos de primer lugar y 306 puntos. Jeter bate .344, el segundo mejor de la liga, peg 14 jonrones y empujó 97 carreras.

Ortiz recibió 11 votos de tercer lugar y uno de segundo y totalizó 193 puntos.

“Si un bateador designado no ganar el premio, entonces nunca lo ganaré “, dijo Ortiz a ESPNdeportes.com desde Santo Domingo. Un jugador original de la primera base, Ortiz ha servido básicamente como bateador designado, en 752 de 983 partidos, a lo largo de su carrera de 10 años en las Grandes Ligas con Minnesota y Boston. En cuatro años con los Medias Rojas, en los que ha jugado defensa en 99 de 588 partidos, “Big Papi” ha terminado quinto, cuarto, segundo y tercero en la carrera por el JMV “Nunca exigiría a mi equipo que me coloque en otra posición”, dijo. “Si en algún momento, Boston siente que puede mejorar conmigo jugando defensa, entonces lo haría, pero nunca presionaría para que eso suceda”, agregó.

“Siempre pensé que el premio estaba diseñado para bateadores, pero en los últimos años me he dado cuenta que eso cambió y ahora lo más importante es la defensa”, dijo irónicamente Ortiz.

A la ofensiva, Ortiz ha sido el mejor del joven circuito en los últimos tres años, en los que bateó .296 con 142 jonrones y 424 carreras impulsadas. Eso es igual a un promedio de 47 jonrones y 143 empujadas por temporada. En el 2006 bateó .287 y lideró la liga en jonrones (54), carreras empujadas (137) y bases por bolas (119); fue segundo en slugging (.636) y tercero en anotadas (115) y porcentaje de producción (1,049).