De gremialista del sector salud en La Vega a diputado del PRM

29_11_2016 HOY_MARTES_291116_ El País10 A

Desde sus primeros años de estudios en la carrera de medicina en su natal La Vega, Agustín Burgos, diputado por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), se involucró en actividades gremialistas, en pro de lograr mejorías para su sector.
Fue el primer presidente de la Asociación de Médicos Residentes de La Vega. Además ocupó la posición de presidente del Colegio Médico de la Culta y Olímpica y vicepresidente nacional de ese gremio.
Fundó junto a otros colegas hace alrededor de cinco años la Alianza Médica Social. En su ejercicio profesional ha asistido de manera gratuita a miles de personas. Su alto grado de solidaridad y deseos de mejorar su entorno social lo llevaron a incursionar en la política. Sus Primeros pasos fueron en el Partido Revolucionario Independiente (PRI), cuando aún era liderado por Jacobo Majluta.
Posteriormente pasó al Partido Revolucionario Dominicano (PRD) y al fraccionarse esta organización, Luis Abinader lo convenció de que formara parte del Partido Revolucionario Moderno (PRM), también lo motivó a postularse como diputado.
A nivel interno se impuso ante diputados de larga data y gran trayectoria política como es el caso de Hugo Núñez, Radhamés Ramos y Elpidio Infante.
Dentro del partido de reciente creación, Burgos ocupó el cargo de coordinador de salud del sector externo.
De su niñez recuerda que nació en un barrio “caliente” (por el alto grado de delincuencia) llamado El Tanque de La Vega. Sin embargo, fue el sector Santo Domingo Savio, donde llegó a los 12 años de edad, que le vio crecer y desarrollarse como hombre de bien.
Al preguntársele cuántos millones gastó en campaña, dice que para él hacer política no resulta costoso, ya que de manera constante hace obras de bien social, granjeándose el afecto de su comunidad.
“Los médicos de La Vega asumieron mi candidatura como si fuera de ellos; organizaban operativos, regalaban medicamentos, en fin, fue una integración total”, dijo el legislador en entrevista concedida a HOY.
Burgos se graduó de médico general en 1993. Posteriormente hizo una especialidad en urología.
En el 2002 concluyó sus estudios de gerencia de la Salud en la Universidad Católica de Santo Domingo.
El congresista asegura que es de los pocos legisladores que pasada la campaña permanece con su oficina política abierta, dando respuesta a las demandas de los usuarios. Está ubicada en la Manuel Ubaldo Gómez esquina salcedo, Villa Rosa, en el centro de la ciudad de La Vega. “Tenemos un equipo que da seguimiento a las peticiones y sugerencias de las personas, inclusive a través de las redes sociales”, manifestó. El galeno, de 48 años, está casado y ha procreado cuatro hijos de 23, 17, 9 y 8 años.
De su experiencia en el Congreso durante estos primeros cien días, afirma lo más impactante ha sido la falta de solemnidad en el hemiciclo al momento de exponer temas de interés, lo que impide un debate serio y democrático.
Además la falta de equilibrio en la composición de los bloques, lo que dificulta el análisis profundo de los proyectos. Burgos no es partidario del clientelismo.
En cuanto a las dos exoneraciones que se otorgan a los legisladores, aboga por su eliminación, ya que implica un costo muy elevado para el Estado. En cambio propone que a cada diputado se le entregue un vehículo con el que pueda cumplir con sus obligaciones de representación. Esta última opción sería más económica para el Gobierno, precisó.