De la Hoya y Mayweather

http://hoy.com.do/image/article/303/460x390/0/15AD5E51-3972-4A3C-882A-A5D83A9AD104.jpeg

Por CARLOS NINA GóMEZ
Oscar de la Hoya, seis veces campeón del mundo -único boxeador que ha logrado tal hazaña- y Floyd Mayweather (Jr), ganador en cuatro oportunidades de títulos mundiales, subirán al cuadrilátero el cinco de mayo para quitarse todas las ganas…¡y tratar de cumplir, en verdad, que esta sea “la pelea de la década”.

Estos estelares púgiles del boxeo profesional esperan protagonizar una verdadera guerra de puños.

El escenario del match, por el campeonato mediano júnior (154 libras) del Consejo Mundial de Boxeo, CMB, será la arena del majestuoso hotel MGM de la ciudad de Las Vegas, eastado de Nevada (Estados Unidos).

 A la semana de pactarse este combate ya todas las locaciones estaban vendidas…esto es, que unas 17,000 personas compraron sus boletas para ver, desde cómodas butacas, la reyerta de puños enguantados.

De la Hoya es el monarca del título mediano júnior del CMB tras el seis de mayo del pasado año conquistarlo al derrotar, por nocaut en el sexto round, al parlanchín peleador nicaragüense Ricardo Mayorga.

El pasado jueves (santo) el púgil estadoundiense de origen mexicano cumplió su primer propósito, previo al combate:   realizar sin problema el pre-pesaje,.

De la Hoya, según lo informado por las autoridades del CMB,  pasó la priemera prueba sin ningún problema “dando fe de la tremenda condición física que está adquiriendo, y la seriedad con la que está tomando su súper pelea denominada “El Mundo Espera”.

Expectativas

Desde el mismo momento que se pactó el combate los expertos comenzaron a poner en “agitación” sus cabezas al tiempo de que hablan de las expectativas que ha despertado la anunciada millonaria pelea.

Los expertos están en el deber de orientar, con sus análisis, a la población boxística mundial.

A menos de un mes para que se dé el campanazo inicial de la esperada guerra de puños, hay teóricos del boxeo que se adelantan a dar un favorito.  Sin embargo, los expertos más doctos (y objetivos) todavía no se lanzan a emitir un criterio acabado.

 Es decir, que “aún no es tiempo” para exponer, en un análisis (escrito en un diario , revista o en la internet, así como comentarios a través de la radio o la televisión), una opinión específica respecto a quién debe ser el ganador del combate De la Hoya-Mayweather.

 Otro grupo de analistas señala que “lo que sí hay que precisar, desde ya, es que De la Hoya podría verse, en principio, con menos problemas que Mayweather”.

El análisis de los expertos y dejar atrás las pasiones

Básicamente los analistas argumentan que De la Hoya va a pelear en su campo, porque él es prácticamente un boxeador acosumbrado a combatir en las 154 libras en tanto que su rival va a invadir una nueva división.

En efecto, De la Hoya hace varios años fue monarca mediano júnior…reconquistó esta faja al masacrar, a puños limpios y contundentes, a Mayorga. Indican que Mayweather, calificado como el mejor boxeador (de la actualidad) kilo por kilo, tendrá no sólo que hacer un trabajo eficaz, en su exigente programa de entrenamiento, sino que la noche del pleito deberá estar  en las mejores condiciones físicas…¡y estar encima del cuadrilátero como si se tratara de un peso welter -aunque va a contender en la categoría de los medianos juniors- , para poder tener la velocidad de manos y piernas, sumada a su capacidad técnica, que lo caracterizan!.

Los expertos prefieren esperar que ambos gladiadores sigan desarrollando sus respectivos programas de prácticas…y cuando reste una semana para la “hora cero”, entonces emitir sus opiniones acabadas, en base a ponencias analísticas objetivas y altamente profesionales, alejadas del apasionamiento y las simpatías subjetivas.

De la Hoya, quien expondrá el fajin superwelter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) ante Floyd Mayweather Jr. el próximo 5 de mayo en el hotel MGM Grand de Las Vegas, peso 164 libras y media, cumpliendo así con el prepesaje de 30 días impuesto por el CMB como protección para el peleador.

El también ex medallista de oro en Barcelona 1992 se encuentra entrenando en Puerto Rico en el gimnasio Wilfredo Gómez desde el pasado 5 de marzo, donde hoy se le unió el californiano Sugar Shane Mosley para su sesión de esparreo, y para confirmar la estrategia que ya viene trabajando con su nuevo entrenador Freddie Roach. El próximo 11 de abril recibirá a la prensa para comentar sobre su preparación para su esperada súper batalla.