De la Hoya y Pacquiao se preparan para protagonizar una esperada pelea

Se acerca el día de la gran farsa. Se acerca el día del combate.  Sí, la noche del seis de diciembre, insisten expertos del boxeo, Oscar de la Hoya y Manny Pacquiao subirán al cuadrilátero del majestuoso hotel MGM de la ciudad de Las Vegas, estado de Nevada (Estados Unidos) para montar su millonario show.

De la Hoya y Pacquiao se preparan para cruzar guantes en un combate (¿?) pactado a 12 rounds en el peso welter (147 libras) y en el que no habrá en disputa ninguma corona mundial.

Lo que sí estará en juego será el prestigio del boxeo moderno, opinan analistas al considerar que “es una pelea desigual”.

Creen que Pacquiao, estelar boxeador filipino -ganador de cuatro coronas mundiales en otras tantas divisiones-, no está en capacidad de contender, con reales posiblidades de victoria, con De la Hoya.

Precisan que Pacquiao, quien se mantiene como campeón ligero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), hará apenas su primer pleito en las 147 libras.

Hace sólo unos meses el filipino era un peleador ligero junior (130 libras) hasta que decidió invadir la categoría ligero (135 libras) y capturó el cetro de esa división.  Ahora, al ir a la acción en el peso welter, lo hará “bricando” dos divisiones: Las ligero y  welter junior. Los analistas tienen la seguridad (…) de que Pacquiao, cuando vaya a la báscula, donde se realizará el pesaje oficial, apenas su cuerpo llegará a unas 144 ó 145 libras…¡o tal vez 146 libras, a lo máximo.

Y cuando la noche del seis de diciembre esté subido en el cuadrilátero su peso no llegará a las 150 libras.

Los expertos afirman que “todo lo contrario ocurrirá con De la Hoya quien hará sin ningún problema, en el pesaje oficial, 147 libras.

Las claves

1. Gran show

 Estelares boxeadores como Antonio Margarito y Miguel Coto, así como la ex superestrella Sugar Ray Leonard califican como “un gran show la pelea De la Hoya-Pacquiao.

2.  Entrena en PR

De La Hoya, con marca de 39-5 y 3 nocauts, realizó breves sesiones de entrenamientos en Puerto Rico, pero decidió internarse en Big Bear, Estados Unidos, donde se siente más cámodo, dijeron allegados.