De la Rosa insta a orar por Haití y  mantener solidaridad

http://hoy.com.do/image/article/485/460x390/0/339764D7-3707-42B4-9270-E3B9EE8927FE.jpeg

SANTIAGO.-   Cientos de personas rindieron culto a la Virgen de la Altagracia, en una misa en la que  el arzobispo Ramón  Benito de la Rosa  y Carpio pidió orar por el pueblo haitiano, la comunión de esa solidaridad que  ha sido bendecida  por la “gracia de la Virgen de la Altagracia” e implorar por la no violencia hacia la mujer.

En su  homilía,  monseñor De la Rosa explicó que está completamente seguro de que la Virgen entregará  toda su gracia y dará toda su protección a los  hombres  y mujeres haitianos.

Devoción de haitianos.  “En  mi experiencia como  obispo en  Higüey, aprendí aquella veneración que le expresan  a la Virgen los  haitianos. Venían de todas partes a adorarla   y eso me mostró a mí la  grandiosidad de ese  pueblo amante de la Madre de Dios”, sostuvo.

 De la Rosa  y Carpio  se  pronunció también    contra  la  violencia a  la mujer, aquella en  la que cientos de  familias  han  quedado huérfanas por la pérdida de su madre, hermana, amiga.

“A partir de  hoy aquí en  este santuario, vamos a escribir los nombres de esas mujeres que  han muerto por la violencia, para que la Virgen  de la Altagracia les dé paz, para que los corazones de los  hombres se conmuevan y para que no haya  un cuerpo de  mujer mutilado por la violencia generada por una sociedad machista e insegura”, manifestó.

Para tal acto, subrayó, las  inscripciones de mujeres  idas a destiempo, lo podrán  hacer sus familias  o la sociedad y estarán  colocadas en  las paredes de la  iglesia, donde  ya se pueden  observar las  tablas  forradas de tela, donde se pondrán  esos nombres, “aquí frente a la  imagen  de la Virgen, ella que es madre, que es mujer, estará intercediendo para que  cada día menos  hombres maten  a nuestras mujeres”, dijo el obispo.