De las “verdades” del PLD

MIGUEL RAMÓN BONA RIVERA
En el acto de proclamación de la candidatura a la reelección presidencial del Dr. Leonel Fernández, celebrado el domingo 27 de enero pasado, el señor Felucho Jiménez pronunció un enjundioso discurso en el cual hizo dos afirmaciones erróneas.

Primero aseguró con gran vehemencia que durante el gobierno de Juan Bosch de 1963, éste había pagado en su totalidad la deuda externa.

Segundo aseveró que cuando el Dr. Balaguer entregó el poder en 1978, la deuda externa era de novecientos millones de dólares.

Ambas afirmaciones son falsas.

Tres informes de la Secretaría de Estado de Finanzas sobre el comportamiento de la deuda externa de la República Dominicana, desmienten al señor Jiménez.

Dichos informes fueron realizados en 1980, 1983 y 1985.

Estos informes señalan que al 31 de diciembre de 1962, la deuda externa de la República Dominicana cerró en quince millones ochocientos mil dólares.

Durante el año completo de 1963 se recibieron préstamos por 23.8 millones de dólares con el siguiente desglose: El gobierno Central recibió un préstamo de la PL-480 por cuatro millones de dólares, un préstamo de la General Electric por 3.9 millones.

Destacan dichos informes que durante todo el año 1963, los pagos de amortización de la deuda externa ascendieron únicamente a doscientos mil dólares.

Durante el año 1963 la deuda pública externa creció, pues, en veintitrés millones seiscientos mil dólares, por lo que al 31 de diciembre de ese año la deuda externa acumulada, 1962-1963, se situó en 39.4 millones de dólares.

En 1963 la deuda pública externa creció en un 150% con relación al monto de la deuda cortada al 31 de diciembre de 1962. Una realidad muy distinta a la que dibujó el señor Felucho en su discurso.