De Lo Global A Lo Local. Marruecos, 44 años de la Marcha Verde

El 16 de octubre de 1975, el difunto Reydel Reino de Marruecos Hassan II, anunció la organización de una marcha pacífica, conocida como “Marcha Verde”, para poner fin a la colonización y ocupación española en Marruecos, permitiendo finalizar su integridad territorial en las provincias del Sur. La Corte Internacional de Justicia, en La Haya, aceptó los argumentos de Marruecos sobre la naturaleza de las relaciones entre las tribus saharauis y el sultán de Marruecos. Con ello se confirmó la existencia de derechos, vínculos jurídicos y subordinación de las tribus saharauis que vivían en el territorio antes de la ocupación española a Marruecos. En este contexto, el Rey Hassan II instó al pueblo marroquí a organizar una marcha pacífica que supuso el final de la colonización española a zonas del Sahara. La idea de la marcha verde refleja la sabia decisión del Rey Hassan II que había apostado por la paz sin hacer uso de la violencia para recuperar sus tierras saharianas.

Desde Agadir, el Rey dirigió el 5 de noviembre de 1975 un discurso a los voluntarios de la marcha verde, cuyas únicas armas eran ejemplares del Corán, retratos del Rey, banderas nacionales y un efusivo entusiasmo y apoyo popular: “Hemos decidido emprender una marcha pacífica, armados solamente de nuestro derecho y acompañados por nuestros hermanos y amigos.”.
El 6 de noviembre de 1975, hace 44 años, el Rey Hassan II dio la orden a los 350,000 voluntarios, hombres y mujeres, jóvenes y envejecientes, campesinos e intelectuales, estudiantes y artesanos, reunidos en Tarfaya, de atravesar la frontera que separaba Marruecos de las provincias del Sahara y realizar la integridad nacional.
Tras el éxito de la marcha verde, España informó a Marruecos el 8 de noviembre de 1975 que estaba dispuesta a negociar con Marruecos.