De los grilletes a la Casa Blanca, historia de la comunidad negra

16_09_2016 HOY_VIERNES_160916_ ¡Vivir!5 C

Washington.- Desde los grilletes hasta la Casa Blanca hay un largo camino de siglos, derrotas y victorias que el nuevo Museo de Cultura e Historia Afroamericana ha reunido a través de 37.000 objetos donados por cientos de estadounidenses y que, en ocasiones, también esconden una parte de Cuba.

El alma de la isla resuena en un brillante vestido de Celia Cruz, incluido en una de las 12 exposiciones del nuevo Museo de Cultura e Historia Afroamericana, ubicado en la icónica explanada de árboles del centro de Washington y que el primer presidente negro de EE.UU., Barack Obama, inaugurará el 24 de este mes.

“La historia de la comunidad negra es mucho más amplia que solo EE.UU. y por eso incluimos a Celia Cruz”, dijo a Efe Dwan Reece, la curadora de la exposición de Música y Artes Escénicas. Para la experta, era fundamental incluir en el museo el despampanante vestido de lentejuelas rojas, moradas y doradas de Celia Cruz, la “reina de la salsa”, porque ella es “una parte de la historia de la influencia africana y de la música que ha cruzado fronteras y límites más allá del Caribe”.

El vestido de la artista comparte escenario con otros tesoros que harán las delicias de los amantes de la música y entre los que sobresale por su tamaño el brillante cadillac rojo donado por Chuck Berry, uno de los reyes del “rock and roll” que a golpe de guitarra rompió las barreras raciales de la música. El propio Berry condujo el cadillac ahora expuesto a lo largo y ancho del escenario del Teatro Fox de San Luis (Misuri), una institución que le había dado la espalda cuando era niño por su raza y que en 1987 se convirtió en uno de los escenarios de su documental autobiográfico “Hail! Hail! Rock ‘n’ Roll”. La irrupción de Chuck Berry en el campo de la música encuentra su reflejo en otras partes de la historia y otros rincones del museo, dedicados a la educación, la política o el deporte.

No podía faltar un homenaje ni para el atleta olímpico Carl Lewis, apodado “el hijo del viento”, ni para el boxeador Muhammad Ali, fallecido en febrero y cuya influencia se incrusta en la convulsa década de los 60, en plena lucha por los derechos civiles de los afroamericanos.

Una de las exposiciones que espera más visitas es la de “Esclavitud y Libertad”, en donde se reunirán desde grilletes y cadenas hasta los certificados con los que los esclavos conseguían la libertad.