De Mario Vargas Llosa a la locura “soberanista”

MARIEN ARISTY CAPITÁN

Nueva vez, como sucede con los grandes, él está en el candelero. A las puertas de la inauguración de la XIX Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2016, el nombre de Mario Vargas Llosa vuelve a ser el centro de la atención en nuestro país. Todo gracias al premio que recibirá el próximo lunes y que, para los más “soberanistas” y “nacionalistas”, nunca debió otorgarse al Nobel del año 2010.
Siempre creí que el tema se agotó en febrero, cuando se anunció que Vargas Llosa recibiría el Premio Internacional Pedro Henríquez Ureña 2016. No fue así. Han vuelto a sonar esas voces que “defienden” la soberanía y aseguran que los dominicanos rechazamos a Vargas Llosa porque defendió a los desnacionalizados por la sentencia 168-13.
Usando como escudo el terror de una “invasión” que existe solo en sus febriles imaginaciones, los “nacionalistas” juegan a hacernos creer que defienden una soberanía que no está en juego y, al hacerlo, nos hacen pasar la mayor de las vergüenzas: ¿cómo alguien cuestiona que se entregue ese premio a un escritor de la estatura de Vargas Llosa? Reconocerlo nos engrandece y tenerlo en el país, nuevamente, es motivo de gran satisfacción para todos los que hemos disfrutado de su prosa.
El colmo de esto es que ayer crearon en Twitter una falsa cuenta de Vargas Llosa para decir que rechaza el premio. Mal escritos, sin acentos, los tuits eran la antítesis suya. ¿Cuándo él ha huido? Un hombre que ha enfrentado muchos poderes no dejará de venir por la locura de los que defienden el abuso y discriminan en nombre de esa Patria a la que dañan. No cuenten con ello. Respiren… y hondo.