¿De quién es la culpa?

RAFAEL MOLINA MORILLO
Se disputan el PNUD y el CONEP de quién es la culpa de la pobreza. Dice el PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo) que los culpables son los políticos y los empresarios. En su Informe anual sobre el desarrollo humano, la entidad internacional sostiene que empresarios y políticos carecen de un compromiso social y que, más bien, son élites de depredadores que han impedido el desarrollo.

Mientras los políticos no parecen sentirse aludidos y guardan inexplicable silencio, los empresarios del CONEP levantan su dedo acusador señalando cinco causas principales de nuestra pobreza: la falta de un Estado de Derecho, la ineficiencia de la Justicia, la falta de transparencia, la corrupción y el carácter partidarista de la política nacional, que antepone los intereses particulares a los nacionales.

Así se resume el debate sobre la pobreza y no dudemos que, para hacer la discusión más técnica y académica, se organicen foros y paneles de discusión¼ para no llegar a nada.

Mientras tanto, los pobres siguen rumiando su miseria y administrando su escasez. Pasando hambre, sufriendo frío y hundiéndose en la ignoracia. Entrenándose para una inevitable delincuencia. Sin hogar, sin comida, sin vestido.

Y la culpa se va soltando, de mano en mano, como una brasa caliente. ¿A qué nos conduce esto? A nada bueno.

r.molina@verizon.net.do