De vida o muerte

http://hoy.com.do/image/article/485/460x390/0/D2897F64-B79E-4EAA-A8F6-202F244E8A8B.jpeg

Luego de un merecido día de descanso, será celebrado hoy el quinto partido de la serie final del béisbol invernal dominicano.

El zurdo Francisco Liriano se medirá al derecho José Capellán en un partido que podría determinar el camino que tomará el clásico invernal.

Liriano llega con una racha de 37.2 entradas lanzadas sin permitir carreras limpias que corre desde la temporada regular aunque salió sin decisión en el primer juego que posteriormente ganaron los Gigantes.

Capellán ha sido el mejor lanzador de los Gigantes, y aunque también salió sin decisión, sus siete capítulos de una anotación ayudaron a mantener a raya a los melenudos.

Luego de ganar sus primeros dos compromisos, los Gigantes han caído dos seguidos para que la serie quedara igualada al momento a llegar a la primera pausa.

El partido será celebrado en el estadio Julián Javier, de San Francisco de Macorís, donde los Gigantes presentan una foja de 1-1.

Aunque este parque ha tomado el mote del nuevo Valle de la Muerte, los Leones lograron descifrar a sus rivales el miércoles pasado.

El Escogido llega al quinto encuentro de la serie con una impecable efectividad colectiva de 2.06, mientras sus lanzadores abridores no han perdido por primera vez y ponen foja de 2-0.

Los Gigantes, por su lado, tienen efectividad global de 3.60, principalmente por la paliza que le propinaron 13-4 el pasado miércoles en el primer triunfo de los rojos.

Se espera que el de esta noche sea un encuentro trascendental para el resultado final de la contienda criolla.

Lados opuestos de la moneda

Mientras el jardinero de los Leones, Fernando Martínez está programado a regresar esta noche a la alineación de los escarlatas con su bate caliente, del lado de los Gigantes se espera por el despertar del toletero Nelson Cruz.

Martínez se presenta como el líder de bateo de la serie final, con un jugoso .636 en su haber.

También encabeza la lista de cuadrangulares, con dos, y de empujadas con seis, siendo la pieza clave en la ofensiva roja.

Martínez tuvo que viajar a la ciudad de Nueva York, para participar en un festival de fanáticos organizado por los Mets, equipo al que pertenece en las Grandes Ligas.

Sin embargo, Cruz todavía no ha logrado encontrar su camino con los Gigantes.

El jugador al que la fanaticada francomacorisana reconoce como “Papᔠno ha podido conectar de hit en los 12 turnos al bate que ha tomado en esta final.

En ese período de tiempo ha recibido cuatro boletos y anotado una carrera.

Otro frío es Juan Francisco, el jardinero izquierdo, quien solo registra .067, con dos impulsadas.

Los Gigantes solo han anotado 27 carreras en los primeros cuatro partidos de la serie, para un promedio de 6.7 carreras por encuentro.

Pero los Leones han marcado 42 carreras, para un promedio de 10.5 por noche. El buen pitcheo ha sido fundamental para el desarrollo de esta serie.