De vuelta a casa o devuelta a la casa

POR DONALD ROWLAND
Prácticamente todas las grandes corporaciones globales de comunicación publicitaria cuentan en sus organizaciones con divisiones de investigación al consumidor, manteniendo por su intermedio un “tracking” permanente de los movimientos y las tendencias que dominan a los distintos grupos sociales en mercados particulares, así como en el amplio contexto de la sociedad global de nuestros tiempos.

Una de ellas es la Euro RSCG Worldwide quien acaba de presentar un estudio cuyas conclusiones revelan una tendencia que da cuenta de un nuevo movimiento pos-feminista orientado a la creación de las llamadas “Home Divas” o mujeres amantes del hogar, cuya principal característica es “haberse convertido en personas caseras” que sienten un gran placer en formar y mantener un hogar bonito”. Estas mujeres están de acuerdo con quedarse en el hogar y creen que tener tiempo para desarrollar sus hobbies es un símbolo de status. Consumen productos de jardinería, cocina, decoración y accesorios tecnológicos.

Lo sorprendente de este estudio es que sus resultados parecen contradecir el deseo de la mujer moderna de alejarse de los “quehaceres del hogar”, acción que hasta el momento se consideraba como parte esencial del llamado movimiento de liberación femenina. La explicación a esta aparente dicotomía la dio María Salzman, vicepresidente ejecutiva y directora global de estrategia de EURO RSCG Worldwide al afirmar que “en los 80, el feminismo buscaba que las mujeres salieran de sus casas y estuviesen en iguales condiciones que los hombres. En cierta medida lo lograron. Sin embargo, en la actualidad, se está viviendo un proceso inverso: muchas mujeres que antes querían salir a trabajar y “ponerse los pantalones” se reencontraron con los “placeres del hogar y ven el quedarse en su hogar por lejos como la mejor opción.”

De acuerdo con Salzman los resultados de su estudio indican que “mientras en algún momento se esperó que las mujeres hicieran el trabajo de las finas artes domésticas, ahora ellas miran éstas cosas como habilidades y hobbies altamente valiosas que las aparta del promedio de las madres apuradas y fastidiosas. El tiempo para practicar las artes domésticas es un símbolo real de status en este siglo”.

El resultado es que el hogar está emergiendo como un tema clave de la era 2000. Por medio de la globalización, el desarrollo de nuevas tecnologías -especialmente Internet y otros aparatos audiovisuales- se puede hacer “casi” todo desde el hogar. Conceptos como “cine en el hogar”, “banco en el hogar”, “el hogar conectado”, “delivery”, “negocios con base en el hogar”, ya son de uso habitual en el lenguaje hispano y  mundial.

La investigación llevada a cabo comprueba que la focalización en el hogar está creciendo y que cada vez una mayor cantidad de gente valora los quehaceres hogareños.

El estudio fue hecho online y se dividió a los entrevistados en dos categorías: consumidores comunes y prosumidores, que son más proactivos, tecnológicos e informados. Generalmente, representan el 20 por ciento de toda población y son más poderosos que un consumidor común porque ejercen una mayor influencia en los círculos sociales.

“Euro monitorea habitualmente al segundo grupo ya que sabe que sus comportamientos sirven como indicadores de lo que pasará en la mente de los consumidores comunes en los próximos 6 a 18 meses.”

Aunque a simple vista estas tendencias se circunscriben a las sociedades y a los mercados de países eminentemente desarrollados, los niveles crecientes de delincuencia callejera y la falta de seguridad personal que imperan en nuestro medio, podrían conducir a nuestras mujeres (de clase media y alta, por lo menos) hacia una vuelta a casa en acelerada aceptación de esta universal tendencia social.

BRUGAL SIGUE CREYENDO EN SU GENTE

Con la entrega reciente del Premio Brugal Cree en su Gente por decimotercer año consecutivo, la firma Brugal & Compañía sigue demostrando que es uno de los buenos y responsables ciudadanos corporativos con que cuenta el país en la actualidad.

Con una admirable consistencia que habla muy bien de su tradicional compromiso con la sociedad a la cual sirve, la empresa hizo entrega de Premios a cuatro distintas instituciones en cada uno de los renglones seleccionados como ganadores, así como el Gran Premio Brugal Cree en su Gente otorgado al Instituto Salesiano, ITESA. Este premio fue entregado por el Ingeniero George Arzeno Brugal, presidente de la Fundación Brugal a los representantes de esa institución en reconocimiento al gran trabajo social realizado por esa entidad durante el año 2003.

También fueron premiados, la Asociación Dominicana de la Orden de Malta. Project HOPE, en el renglón Asistencia Social. La Agencia de Desarrollo Comunitario de la Cabirma de Cotuí, en el renglón Desarrollo Comunitario. La Sociedad Dominicana de Bibliófilos, Inc., en el renglón Arte y Cultura y la Sociedad Ecológica del Cibao, Inc, SOECI, en el renglón Defensa y Protección del Medio Ambiente.

Los organizadores del evento anunciaron que a partir de este año el Premio Brugal Cree en su Gente, está dotado con 5 millones de pesos, que fueron entregados en partidas de 750 mil pesos para cada institución ganadora en su categoría, y un gran premio de un millón doscientos cincuenta mil pesos sobre el premio normal que se entrega a la institución que se considere haya realizado el mejor trabajo en beneficio de la colectividad nacional.

———–

d.rowlan@verizon.net.do