Debate por envío de copias de films a jurados de los Oscar

NUEVA YORK (dpa).- La polémica desatada en Estados Unidos por el envío de copias de películas a los jurados de los Oscar u otros premios cinematográficos continúa ahora ante los tribunales.

Una coalición de estudios y cineastas independientes presentó una demanda el lunes en Nueva York contra las limitaciones dispuestas por la industria cinematográfica estadounidense al envío de copias, informó la publicación especializada “Variety”.

Los cineastas independientes dejan constancia de que debido a la imposición se ven perjudicados con respecto a los grandes estudios en la próxima temporada de premios.

Alegan que el envío de copias a los jurados de otros premios cinematográficos, entre ellos los que conceden las asociaciones de actores y directores y los Golden Globe, está completamente prohibido.

La federación de productores MPAA (Motion Pictures Association) y la Academia del Cine, que anualmente concede los premios Oscar, determinaron que se pueden enviar copias de películas nuevas en video a los 5.600 jurados de los Oscar, pero sólo si éstos firman una declaración en la que se comprometen a no prestarlas.

De esta manera, se pretende evitar que los films caigan en manos piratas. En un primer momento, prohibieron totalmente el envío de copias.

Los estudios más pequeños se ven gravemente perjudicados por este procedimiento, argumentan los abogados de las asociaciones de cineastas independientes de Los Angeles y Nueva York.

Las grandes productoras pueden llamar la atención sobre sus películas gracias a sus millonarios presupuestos publicitarios aun sin el envío de copias.

Por el contrario, los estudios independientes dependen de que los jurados reciban las cintas en sus casas si quieren ser tomados en cuenta.

Por eso, los cineastas independientes reclaman la libertad de decidir cuándo y cómo distribuir sus copias promocionales.