Debaten reforma ley de Hidrocarburos

El Senado, la Secretaría de Industria y Comercio, la Refinería Dominicana de Petróleo (REFIDOMSA) y la Asociación Nacional de Detallistas de Gasolina (ANADEGAS), que se opuso a la existencia de monopolio en la importación de combustibles, no lograron ayer consenso respecto al proyecto de reforma de la Ley de Hidrocarburos.

Luego de varias horas debatiendo el asunto, las partes acordaron reunirse de nuevo para continuar el estudio del proyecto original del presidente del Senado, Jesús Vásquez Martínez.

El presidente de la comisión especial que estudia el proyecto, Tonty Rutinel Domínguez, de la provincia Santo Domingo, y Vicente Castillo, de Peravia, dijeron que el problema que entraña la pieza es más complejo de lo que parecía.

Rutinel Domínguez y Castillo expresaron que se acordó otra reunión para que las partes interesadas busquen una solución que favorezca en primer término a las mayorías nacionales.

Por su lado, el senador peledeísta, José Tomás Pérez, del Distrito Nacional, consideró que las enmiendas a la Ley de Hidrocarburos no sólo deben contemplar la variación del tiempo en la fijación de los precios de los combustibles, sino también otros problemas más complejos como es el monopolio.

El presidente de REFIDOMSA, doctor Amaury Justo Duarte, reiteró los términos de una carta que dirigió al Senado para advertir que el cambio del tiempo en la fijación de precios de los combustibles de semanal a quincenal o mensual provocaría problemas de caja a la entidad que dirige.

Significó que tal cambio conllevaría graves consecuencias en el flujo de caja de la Refinería y de cualquier otro importador, “a tal magnitud, que podría poner en peligro el suministro confiable de combustibles al país, aún más con la difícil situación por la que atraviesa actualmente el sector importador.”

Por su lado, ANADEGAS respaldó el proyecto, pero señaló que debe ser modificado y, particularmente, propuso la creación de un fondo de compensación que permita reducir las pérdidas para garantizar los beneficios del importador cuando suban los precios de los hidrocarburos en el mercado internacional.

Precisó que cuando los precios bajen, con las ganancias que genere la operación, se alimentaría el fondo como reserva para enfrentar las futuras alzas.

“También sugerimos que este fondo se inicie con un por ciento de los impuestos que hoy se cobran, recursos los cuales estarían a disposición del Gobierno Central 30 días después, entre otras sugerencias”, expresa ANADEGAS.

La entidad plantea también que otra modificación debe obligar al Estado a controlar la calidad de los combustibles que se importan para vender a los usuarios, “de forma que el importador no pueda ser juez y parte en la mercancía que comercializa.”

La reunión entre los miembros de la comisión especial del Senado, Industria y Comercio, REFIDOMSA y ANADEGAS tuvo lugar en el salón de Comisión del organismo legislativo, entre las 10:00 de la mañana y las 12:00 del mediodía.