¿Debo comer huevos?

http://hoy.com.do/image/article/50/460x390/0/7AC71CE9-465B-4514-9424-8D4F25244E71.jpeg

Moderadamente, sí; está bien. Son un potencial de elementos nutrientes, particularmente la yema, que aportan proteínas, hierro, zinc, vitaminas del grupo B (incluyendo folatos), vitaminas E y A, y hasta un poquito de vitamina D.

Además, constituyen una fuente rica en luteína y otros carotenos relacionados que promueven buena visión y ojos saludables. Tambièn contienen colina (importante para el desarrollo cerebral del feto) y otras sustancias igualmente beneficiosas. Un huevo grande solo contiene 75 calorías.

La única observación es que las yemas de huevo también son ricas en colesterol. Un huevo grande contiene cerca de 215 miligramos, que es dos terceras parte del máximo recomendado de 300 mg. Por lo demás, los nutricionistas le dirán que se coma dos o tres huevos al día. Pero la buena noticia es que los huevos son muy bajos en grasas saturadas, que tienen un efecto mayor en el colesterol en sangre que el colesterol dietético en los huevos.

Aún así, si usted tiene alto el colesterol en la sangre y otros factores de riesgo de enfermedades cardiacas, debería limitar su consumo total de colesterol diario a 200 mg, como promedio, y eso no deja espacio para muchos huevos. Mucho depende de otras cosas que usted come, por supuesto.

La Asociación Americana de la Salud ya no tiene un límite específico sobre cuántas yemas de huevo se pueden comer a la semana. Al igual que con otros alimentos, el contexto y el volumen que se sirve tienen importancia. Una tortilla de tres huevos con jamón, o bacon, tostadas con mantequilla es una comida alta en colesterol, en grasas y calorías y no es una buena opción para nadie, aunque sea esbelto y saludable –pero los huevos son la menor parte del problema.

– ¿Qué son los huevos especiales?

Son huevos “diseñados” para tener más (o menos) de algunos nutrientes –menos colesterol, por ejemplo. Una forma de reducir el colesterol es consumir huevos de razas que pongan huevos más pequeños. Una dieta vegetariana para las gallinas también ayuda. Pero es difícil lograr un contenido de colesterol inferior a 185 mg, que son solo 30 mg menos de un huevo regular.

Los productores incrementan la luteína y la vitamina E alimentando las gallinas con vegetales de hojas verdes o algas. Las gallinas que se alimentan con grandes cantidades de linaza, algas y aceite de canola pondrán huevos que contienen omega-3, los ácidos grasos saludables para el corazón. El aceite de pescado se añade a veces a los alimentos de las gallinas.

Pero aún así. Comer huevos no es una buena forma de obtener omega-3, debido a su alto contenido de colesterol. Y hasta los huevos que se suponen son ricos en omega-3 contienen solo una pequeña cantidad, comparado con el salmón. Además, al alimentar las gallinas excesivamente con esos productos mencionados arriba, puede alterar el sabor y la apariencia de la yema.

– ¿Y qué hay de los huevos “orgánicos”?

Un productor que especifique esto en la caja tiene que emplear alimentos cultivados sin pesticidas, herbicidas, fungicidas y fertilizantes comerciales, y las gallinas tienen que tener acceso al terreno. Uno siente que esto vale la pena el precio extra, y quisiera estimular a los criadores orgánicos. Sin embargo, el huevo no sabrá muy diferente.  

– ¿Y los que están libres de hormonas?

Ninguna gallina ponedora se alimenta con hormonas, o se les trata con ellas, por lo que esta aclaración no tiene sentido.

– ¿Es saludable comer huevos crudos?

Porque algunos huevos están infestados con salmonelas, el gobierno de EE UU ha emitido advertencias estrictas sobre los peligros del huevo poco cocinado. El número de casos de contaminación con huevos en EE UU realmente bajaron en los años 90. Sigue siendo más seguro evitar huevos a medio cocinar por los muy jóvenes, los muy mayores y los que tengan un sistema inmunológico debilitado: estos deben comer huevos bien cocinados. Los huevos “especiales” no son más seguros que los corrientes.

– ¿Son los huevos pardos mas alimenticios que los blancos?

No. Esto es un mito. Los huevos pardos vienen de gallinas con plumas marrón o coloradas, como las Rhode Island Red. Los huevos blancos vienen de gallinas blancas, como las Leghorn. Los primeros cuestan con frecuencia más, porque son más grandes.

– ¿Una yema más oscura alimenta más?

No necesariamente. El color de la yema depende de lo que coma el ave –trigo y avena producen yemas ligeras de color, el maíz, amarilla, y los pétalos de caléndula un amarillo más intenso, y quizás más carotenoides. Los huevos con omega-3, pueden ser un amarillo más fuerte. Wellness Letter

EVITE LA FERMENTACIÓN

También se evita al tomar la fruta antes, las dificultades digestivas que se pueden producir por la fermentación de los azúcares, una sensación incómoda, de llenado y distensión provocada por los gases.

Como postre, existen frutas que poseen ciertas sustancias ácidas que estimulan las secreciones del estómago. Esto sucede con la piña y la lechosa, que facilitan la digestión de las proteínas si se toman junto a otros alimentos. Prevenir

FRUTAS EN LAS COMIDAS

Hay personas que cuando terminan la comida con un pedazo de fruta sienten la digestión más pesada, esas personas deben saber que la fruta es un producto muy rico en fibra, nutrientes y azúcares de absorción media, con mucha cantidad de agua y, por tanto, con un aporte calórico bajo. Es necesario recordar, sobre todo, que hay que comer al menos tres piezas al día, pero lo que no está tan claro es en qué momento resulta más adecuado comer fruta.

Algunos expertos en Nutrición recomiendan ingerirla antes de las comidas, para conseguir un efecto saciante y consumir menos otros alimentos más calóricos, sobre todo cuando se está a dieta. Cuando se hace así, se aprovecha al máximo, además, todos los nutrientes contenidos en ella.  Prevenir