Declaran como “alta prioridad nacional” documentar a más de 300 mil personas

http://hoy.com.do/image/article/339/460x390/0/C1E33752-D8CF-4A5B-A0DA-9D8B014D5F6C.jpeg

El Gobierno y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) declararon ayer de “alta prioridad nacional”, la documentación a alrededor de  300 mil personas que viven en condición de pobreza e indigencia en el país, y que no pueden beneficiarse  de los programas sociales por carecer de documentos de identidad.

La declaración fue hecha por el vicepresidente de la República, doctor Rafael Alburquerque, y el representante del UNICEF en el país,  Tad Polad, durante un encuentro que sostuvieron con el presidente de la Junta Central Electoral (JCE), doctor Julio César Castaños Guzmán, para buscar una estrategia que permita solucionar ese problema en el plazo más breve.

Alburquerque informó que con esos fines se reunirán próximamente  con los demás estamentos que tienen que ver con las declaraciones de nacimiento tardías, como son son la Procuraduría General de la República, la Suprema Corte de Justicia, así como con los presidentes del senado, la Cámara de Diputados y organismos de la sociedad civil que trabajan en esta materia.

“Atacar este mal con cierta prontitud es una prioridad nacional, porque hoy en día hay una serie de programas sociales, así como el propio Seguro Familiar de Salud, para los cuales se requiere necesariamente de una identidad, y en esa preocupación, que es una preocupación común de lucha contra la pobreza, requerimos de que todos los dominicanos y dominicanas tengan su identidad”, dijo el vicepresidente de la República.

Agregó que dada  la urgencia en solucionar la problemática, el Gobierno hará todos los esfuerzos para dotar a la JCE de los recursos necesarios para que se ejecuten los programas de documentación a todos los dominicanos identificados.

En términos similares habló  Polad, quien dijo que como organismo de las Naciones Unidas ha estado apoyando proyectos de documentación de dominicanos que se desarrollan en varios puntos del país, los cuales, entiende, deben extenderse a todo el territorio nacional.

“Realmente hay que hacer una prioridad nacional de esta problemática porque, como hemos visto, no es simplemente una cuestión del ejercicio del derecho de cada niño a tener un nombre, una nacionalidad y un acta de nacimiento, ahora es cuestión de asegurar el futuro de este país, porque este  problema fundamental está impidiendo los programas sociales básicos, la lucha contra la pobreza”, subrayó Polad.

En el encuentro participaron también el ex vicepresidente Jaime David Fernández Mirabal, quien desarrolla un programa de documentación en Salcedo; María Elena Azuat, Oficial de Políticas Públicas del UNICEF; los magistrados Aura Celeste Fernández y John Guilliani, y el director del Registro Civil, doctor Servio Tulio Almánzar.

Zoom

Castaños Guzmán
El presidente de la JCE, doctor Julio César Castaños Guzmán, dijo ayer que ese organismo asumirá plenamente su responsabilidad  en la solución del problema de los dominicanos indocumentados,  y que estará abierto a aceptar los enfoques y el esquema de otras instituciones “para que estos funciones”, porque es lo que importa.

“La Junta ha decidido ir hacia la sociedad, y estamos en la búsqueda de esfuerzos comunitarios como el que hace Jaime David en Salcedo, porque ese problema no se resuelve unilateralmente”.

OEA propone a JCE cedular haitianos
La Junta Central Electoral (JCE) estudia una propuesta de la Organización de Estados Americanos (OEA) para cedular como “haitianos” a los ciudadanos de Haití que residen en la República Dominicana.

La información la dio a conocer ayer el presidente del organismo, doctor Julio César Castaños Guzmán, al término de una visita que le hizo en su despacho el presidente del Consejo Electoral provisional de Haití, Frantz-Gerard S. Verret, junto al embajador Fritz N. Cineas, para intercambiar ideas relacionadas con asuntos electorales de ambas naciones.

“La OEA nos comunicó oficiosamente sobre la posibilidad de que los esfuerzos de cedulación que se hacen en Haití, de alguna manera fuesen respaldados por la República Dominicana, cedulando nacionales haitianos como haitianos, lo cual tendría que ser refrendado por nuestra Cancillería, pero que yo creo que es una muy buena idea, porque si bien no resuelve la totalidad del problema, por lo menos abre un camino muy importante para los indocumentados”, dijo Castaños Guzmán. Y  el  embajador manifestó la preocupación de su gobierno por la situación.