Declaran patrimonio nacional Iglesia Nuestra Señora del Rosario, en Moca

http://hoy.com.do/image/article/672/460x390/0/10BF6BFA-1B8D-4950-A922-99AB13116AD9.jpeg

En este templo descansan los restos de Ramón Cáceres y el Gral. Manuel Cáceres; además de los héroes del 2 de mayo de 1861, fecha del primer grito contra la anexión a España, José Contreras, Cayetano Germosén, José Inocencio Reyes, José María Rodríguez y el P. Calixto María Piña.

Moca, Provincia Espaillat.- Como parte de los actos conmemorativos del Centenario de la muerte del Presidente Ramón Cáceres, y continuando con el programa de apoyo cultural a esta comunidad, el Ministerio de Cultura (MINC) desarrolló una intensa agenda de actividades en esa ciudad.

La misma inició con la puesta en circulación de los libros “Biografía de Ramón Cáceres”, de Pedro Sánchez Troncoso, “Notas para la Historia de Moca”, de Julio Jaime Julia, “Soberano Congreso Constituyente de Moca 1857-1858”, Actas de las Sesiones, y “Moca y el 30 de Mayo”, de Antonio Rosario. Las obras fueron presentadas por el Ministro de Cultura, José Rafael Lantigua, en el Teatro Don Bosco.

Posteriormente, se dejó inaugurada la Biblioteca Municipal Gabriel A. Morillo, en el Centro Cultural Juan María Contín, remodelada por la Dirección de Infraestructura Cultural del MINC; durante el acto, el Ministro de Cultura hizo entrega de una donación de 3500 volúmenes, que incluyen clásicos de la literatura universal, y todas las Ediciones de Cultura, además de 400 obras de su biblioteca personal.

A continuación, los presentes participaron de la Misa celebrada por Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio, Arzobispo de Santiago de los Caballeros, en ocasión del Centenario del Gral. Ramón Cáceres, en la Iglesia Parroquial Nuestra Señora del Rosario de Moca.

Al finalizar la ceremonia, el Arzobispo de la Rosa, acompañado del Ministro de Cultura, José Rafael Lantigua; el Senador José Rafael Vargas, y José Guillermo López, Gobernador de la Provincia, develizaron dos placas, ubicadas en el exterior del templo, la primera declarando la parroquia como Patrimonio Nacional por Ley del Congreso Nacional, y la segunda para honrar a las figuras señeras de la historia nacional, cuyos restos reposan en esta Iglesia.