Decoradora dejó auditores esperando

POR DIEGO PESQUEIRA
La paisajista Carmen Margarita Ruiz Gómez, quien tuvo a su cargo la decoración del edificio que aloja a la Suprema Corte de Justicia y la Procuraduría General de la República, dejó esperando ayer a los auditores de la Cámara de Cuentas que revisan las cuentas de la obra.

La decoradora había expresado mediante comunicación del 25 de abril a la Cámara de Cuentas que mostraría los catálogos y todos los documentos a los auditores.

No obstante, Gómez, quien fue “invitada” a conversar con el auditor Francisco Ramírez al medio día de ayer, pero no se presentó al lugar. Los auditores estuvieron esperándola hasta las cuatro de la tarde.

Alrededor de las 11:30 de la mañana, la señora Ruiz Gómez envió de sus colaboradores para informar que se presentaría a la cita tal y como se había acordado.

Representantes de distintos medios de comunicación estuvieron en la Cámara de Cuentas hasta que los auditores decidieron retirarse.

La terminación, equipamiento y diseño del edificio de la Suprema Corte y la Procuraduría empezó a ser auditada desde la semana pasada, luego que se produjo un conflicto entre el secretario de Obras Públicas y uno de los subsecretarios el 12 de abril por diferencias con el desarrollo de esa obra y el de la biblioteca de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD).

La señora Ruiz Gómez dijo en declaraciones a periodistas a principios de semana que no siente temor a las auditorías que se realizan en el edificio porque todo el mobiliario contratado y pagado está en el edificio, lo que dijo puede ser fácilmente comprobado.