Decorados frontales y marcos de puertas citadinas

En Santo Domingo hay edificaciones antiguas cuya fachada se distingue por el decorado y otras formaciones de los marcos de sus puertas.

En la calle Arzobispo Meriño número 251 hay una casa republicana de dos niveles, cada uno con tres puertas, pero el segundo nivel tiene un corto balconcito cuyos balaústres son de barras formando largos rombos.

Su singularidad radica en que cada puerta presenta un  curioso marco, distinto al resto de ellos, debido a que sus lados están formados por  cortos bloques cuadrados salientes colocados uno debajo del otro  intercalando uno grande seguido de otro más pequeño y  se unen en la parte superior  formando un borde en forma de arco escarzano.

En la calle Isabel La Católica número 4 se aprecia una extensa casa republicana con aproximadamente 40 metros de largo. Tiene  dos niveles, pero su curiosidad radica en que es la única cuya fachada presenta más de la mitad del segundo nivel solamente con una baranda sin techo.

Tiene cuatro puertas, la última con un balconcito interno y una ventana. Y el primer nivel presenta tres ventanas enrejadas, dos puertas estrechas y un portal muy singular: la parte superior es de una rígida ornamentación con  gruesas molduras estriadas iniciadas con un adorno que  forma ángulos desarrollados que doblando con líneas verticales  hacia la parte superior se unen con otra horizontal encerrando un marco con bloques de piedras talladas.

En la calle 19 de Marzo número 159 hay una residencia republicana de un solo nivel con tres entradas, cada una separada por una especie de columna gótica anexa a la pared cuyo cuerpo tiene cuatro pulgadas salientes.

Estas puertas presentan un doble marco debido a que los forman una corta moldura con un grosor de cuatro pulgadas que paralelamente dejan un hueco.  Este, al llegar hacia arriba está dividido por otra moldura que en un grueso altorrelieve forma una concha boca arriba cuya parte de abajo tiene lateralmente otras molduras formando anillos que cierran un pequeño globo.

Una concha igual a esta adorna  la parte frontal que está más arriba de ellas, después de una corta marquesina.

Y hay un portal cuyo marco de piedra tallada es más alto que los demás: el de la parroquia-colegio de Santa Clara, situada en la calle Padre Billini esquina Isabel La Católica. Ésta, de  seis metros de altura, tiene rocas rectangulares dispuestas de modo que las más grandes sobresalen lateralmente de las vecinas, o sea, que no están alineadas.