Decoremos con Kiki. Transformando la sala

Decoremos con Kiki. Transformando la sala

Es nuestro lugar de reunión, donde compartimos y recibimos las visitas por lo que es importante crear un espacio ameno y acogedor. Debe reflejar la personalidad y el estilo de los que habitan el hogar. Por esto nos preocupa cuando ya no nos gusta la decoración o por alguna razón ya no nos sentimos a gusto allí.
Podemos reformarla con algunos toques sin necesidad de que se extra limite nuestro presupuesto. Basta con hacer algunos cambios para darle vida o seguir el lenguaje que hemos usado en algún nuevo arreglo en casa.
Color. Siempre será la forma más económica de darle un aspecto diferente a una estancia. Ya sea que cambiemos todas las paredes o nos enfoquemos solo en una. Si nos resulta muy pequeño el espacio lo ideal es escoger colores claros y que resalten la luz.
Paredes. Dale vida y estilo a esas paredes para cambiar el aspecto de tu sala. Puedes irte del lado dramático y colocar un papel con flores grandes, o bien hacer una composición de cuadros o fotografías. Si te auxilias de repisas y marcos de distintos grosores puedes lograr un punto focal muy interesante. Agrega relojes y mezcla fotos y cuadros para crear movimiento y carácter.
Textiles. Renovar las cortinas cambia el aspecto del entorno de inmediato. Si cuentas con suficiente luz natural, úsala a tu favor colocando telas suaves que permitan el paso de buena iluminación. Puedes combinarlas con doble barra y tener unas más gruesas que te permitan privacidad cuando lo necesites. En cuanto a los colores la tendencia actual es a mezclar, si te atreves combina rayas y estampados o patrones de distinto tamaño guardando los mismos tonos o haciendo total contraste.
Alfombras. Como un buen calzado la alfombra termina un “look”, define estilo y crea atención. Si no tenías una, inténtalo o cambia la que tienes por una completamente diferente, ya sea en textura o color y empezarás a ver tu sala diferente. Recuerda elegir bien el tamaño, debe ser suficiente para que entren las patas delanteras del sofá.
Lámparas. Una correcta iluminación es clave para que los espacios se luzcan y los colores se destaquen. Revisa si se nota algo oscura tu sala, pues esto da la sensación de un espacio poco agradable. Las lámparas de techo definen mucho una estancia, pues son un punto focal importante y demarcan el estilo. Si quieres algo más de actualidad busca una estilo industrial o de bombillas con filamento. Los “chandeliers” dan un aire más romántico y se vale jugar con lámparas en las mesas auxiliares o las muy de moda que van de pie.
Complementos. Son la cereza del pastel, donde ponemos carácter y estilo. Si tal vez solo tenías una mesa de centro, juega con dos o tres. Añade cojines, complementos decorativos y detalles que definan tu personalidad en este espacio, piezas que cuenten historias y hablen de ti.