Decretan fin de la condena de la viuda de Gucci, que encargó su asesinato

1

Roma. Un tribunal de Milán decretó hoy la puesta en libertad de Patrizia Reggiani, condenada en 1997 a 26 años de cárcel por encargar el asesinato de su exmarido, el modisto Maurizio Gucci, del que sin embargo cobrará una pensión.

La jueza del Tribunal de Vigilancia Penitenciaria, Roberta Cossia, exoneró a Reggiani de cumplir los tres años que le quedaban bajo régimen de libertad vigilada, algo solicitado por la defensa y secundado por la Fiscalía, según recogen los medios locales.

La “viuda negra” fue condenada en 1997 a 26 años de prisión por haber ordenado a un sicario el asesinato de Gucci, del que se había divorciado diez años antes y que fue tiroteado el 27 de marzo de 1995 frente al portal de su empresa en Milán.   Pese a que siempre defendió su inocencia, finalmente cumplió diecisiete años de condena en la penitenciaría milanesa de San Vittore, aunque le redujeron la pena por buena conducta.

En 2013 la Justicia le concedió la libertad a cambio de ofrecer servicios sociales y fue entonces cuando comenzó a trabajar en una tienda de moda en el centro de Milán.

Por otro lado, la Justicia ha reconocido recientemente el derecho de Reggiani a recibir la pensión de un millón de euros al año (1,05 millones de dólares) que había acordado con su exmarido en 1993, dos años antes de que mandara asesinarle.