Defenderán TLC RD-EEUU

http://hoy.com.do/image/article/32/460x390/0/6A90313E-6811-4FF0-8071-216DB5A5BFA6.jpeg

POR SOILA PANIAGUA
Unas 20 organizaciones empresariales presentaron ayer la Coalición de Apoyo al Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estado Unidos, que emprenderá acciones para crear una conciencia nacional sobre el impacto de ese acuerdo en la economía dominicana.

Jorge Iván Ramírez, presidente de la Cámara Americana de Comercio, junto a los dirigentes empresariales Andrés Dauhajre, de la Unión Nacional de Empresarios; Fernando García, de la Organización de Empresas Comerciales; Arturo Peguero, de la Asociación de Empresas de Zona Franca y Kevin Manning, de la AES Dominicana, encabezaron el acto donde se planteó la importancia de que se ratifique ese TLC.

El enfoque de la Coalición es mostrar los beneficios del TLC, sin incurrir en conflictos, puntualizó Ramírez, al descartar que haya temas que deben ser analizados entre los dos gobiernos, no por el sector privado.

Entre las acciones que emprenderá la nueva entidad figura el establecimiento de un diálogo nacional a través de foros y establecer esfuerzos comunes dentro de las asociaciones para recursos externos de organismos multilaterales.

“Queremos dar apoyo al Estado para que pueda avanzar en esa dirección. Creemos que hay foros de educación, de comunicación en la sociedad, sobre lo que es un tratado de libre comercio y las herramientas con que se cuenta para proteger la industria nacional, de cómo debemos prepararnos”, explicó.

Lo que  busca la entidad es nutrir el diálogo nacional y exponer los beneficios de ese acuerdo, sin enfocar un problema en particular, dijo Malamud, director ejecutivo de la Cámara de Comercio América.

Refirió los problemas generados en el marco del TLC, a raíz de la presentación del proyecto que busca gravar con un impuesto de 25% a las bebidas elaboradas con sirope de maíz.

Entre los miembros de la nueva entidad están las asociaciones de comerciantes e industriales de Santiago, de empresas de la provincia La Altagracia, empresas de zona franca de La Vega, exportadores de vegetales no tradicionales, de ferreteros de Puerta Plata y la Asociación Dominicana de Zonas Francas, ADOZONA.

También la Asociación de Industriales de la Región Norte, Asociación Nacional de Hoteles y Restaurantes, Asociación de Importadores, La Organización de Empresas Comerciales y la Unión nacional de Empresarios.

Esa entidad busca trabajar unida al sector político nacional y buscar apoyo en Estados Unidos para que el TLC sea ratificado en el tiempo establecido y  sin tropiezos.

Se explicó que la entidad buscará crear un diálogo positivo y constructivo alrededor del TLC y sensibilizar a la sociedad dominicana sobre la importancia de prepararse para enfrentar los retos de un mundo cada vez más globalizado.

“Conscientes estamos de que la prosperidad social y económica de nuestro país, está cada vez  más circulada a los flujos de  comercio e inversión con nuestro principal socio comercial”, dijo Rafael Villar, presidente del Cluster Hortifrutícula de la Vega, una de las organizaciones que integran la entidad.

 Mientras que Ramírez planteó que el TLC es una de las mejores herramientas y uno de los proyectos de mayor trascendencia para la economía dominicana de los últimos tiempos.

Dijo que es muy importante trabajar con las diferentes asociaciones y líderes de empresas de la República Dominicana, tras apoyar la comunicación del presidente Leonel Fernández al gobierno de Estados Unidos para que se saque de ese acuerdo comercial el tema de Azúcar.

La importancia del TLC entre Estados Unidos y República Dominicana, planteó Ramírez, no sólo beneficia el comercio entre las dos naciones, sino también la inversión directa y los aportes en infraestructuras y transferencia tecnológica que esta genera.

El país tiene aún oportunidad de desarrollar un plan de competitividad y la reconversión de algunas industrias, porque el acuerdo tiene un período de 15 años para ejecutarse a plenitud y, además, tiene salvaguarda para proteger la industria nacional.

El comercio del país con Estados Unidos es de alrededor de US$9,000 millones, mientras que la inversión procedente de esa nación es uno de los instrumentos más importantes para preservar el crecimiento.

Se planteó la urgencia de la preparación para competir en un mercado globalizado y la importancia de que los dominicanos se unan, obviando los malos entendidos y que se preocupen para formar un gran bloque con un solo sentido que es la unidad nacional en torno a la globalización y el crecimiento económico y social.

Ramírez opinó que a los  políticos estadounidenses se les debe enviar señales de la importancia que tiene para el desarrollo económico y social del país, la ratificación del TLC.

“Tenemos que movernos muy rápidamente porque el tiempo se agota para ir al Congreso de Estados Unidos. Este tratado fue firmado y lo que se requiere son las ratificaciones de los congresos”, dijo.

De acuerdo a Ramírez, a partir del febrero del año 2005, finaliza el tiempo que tiene el país para el TLC sea rechazado o ratificado.