Defensa Civil evacua a cientos de familias por crecida de río

SITUACION SANTIAGO

Santiago.-Como medida preventiva, la Defensa Civil inició ayer la evacuación de cientos de familias que viven próximos al río Yaque del Norte, que por causa de las lluvias de los últimos días y el desagüe de la presa de Taveras, ha aumentado su caudal.
Hubo una reunión en la tarde en la Gobernacion, con la presencia de la gobernadora Aura Toribio, el director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi), Olgo Fernández; el presidente de la Comisión Nacional de Emergencias (CNE), mayor general Rafael Emilio de Luna Pichirilo; y el director regional de la Defensa Civil, Francisco Arias.
Fernández explicó que ante los desagües que se hacen a la presa de Taveras se están adoptando las medidas necesarias y preventivas destinadas a todas las familias que están cerca de la ribera Yaque del Norte.
“Por suerte y gracias a Dios, de 527 metros cúbicos que le estaban entrando a la presa de Taveras a las 9:00 de la mañana de ayer, ya después de las 2:00 de la tarde había bajado a 261 metros cúbicos, lo que indica que los despachos que se hicieron habilitaron la presa hasta ubicarse a una altura de 325.61 metros sobre el nivel de mar”, dijo.
El funcionario aseguró que el embalse tiene 2.58 metros disponibles para almacenar agua y ser manejado.
“Lo que estamos haciendo es tomando medidas preventivas para no esperar que la presa llegue a los puntos máximos y entonces tener que evacuar de manera desmedida y al mismo tiempo”, señaló.
Por otra parte, Arias informó que las comunidades de Santiago que ayer comenzaron a ser evacuadas son las que están próximo a la ribera del Yaque como son Bella Vista, Rafey, el Valle Encantado, Brisas de Granito y Baitoa.
También se está alertando a los residentes de comunidades vulnerables en la línea Noroeste.
“La población debe estar atenta a los informes del Comité de Emergencias. Las evacuaciones son solo preventivas. Las familias pueden sacar sus ajuares y guardarlos donde pueda. También estamos habilitando los albergues disponibles para que puedan pasar allí estos días”, dijo Arias.
A pesar de las advertencias y alertas de los organismos de socorro, muchos residentes en las zonas vulnerables y de riesgos a inundaciones se niegan a salir de sus casas.
Juanito Perdomo dijo que, como no puede sacar todo de su hogar en Bella Vista, teme que si el río no se lleva sus cosas, se las roben.
Sin embargo, la gobernadora Toribio garantizó que los ajuares de las personas que tengan que dejar sus hogares, mientras dure la situación crítica por las lluvias, serán resguardados por los organismos de seguridad.
Del Centro de Corrección y Rehabilitación Rafey Hombres-Mujeres 686 internos fueron trasladados como prevención ante el llamado a evacuar.