Defensa Rodríguez dice Mejía contrató acueducto con pulcritud

Hoy continua el caso de Odebrecht  con las defensa del funcionarios Roberto Rodríguez , y sus abogados en foto : Roberto Rodríguez HOY Duany Nuñez 21-3-2019
Hoy continua el caso de Odebrecht con las defensa del funcionarios Roberto Rodríguez , y sus abogados en foto : Roberto Rodríguez HOY Duany Nuñez 21-3-2019

Apoyada en informaciones de periódicos, decretos y oficios firmados por el Poder Ejecutivo, la defensa del exdirector del Inapa, Roberto Rodríguez, demostró ayer ante el juez especial Francisco Ortega, que el otorgamiento del contrato para el acueducto de la Línea Noroeste a Odebrecht, fue decisión del expresidente Hipólito Mejía, no de su cliente, como le atribuye el Ministerio Público en su acusación.
Los abogados Claudio Sthephen y Francisco Campos afirmaron que ese proyecto fue manejado “pulcramente, y de manera ejemplar” por el expresidente de la República, al punto de que es la única obra de las adjudicadas al consorcio brasileño cuyo costo original, ascendente a US$161,761,441, no se incrementó.
Dificultades del proyecto. Refirieron que el acueducto de marras fue muy cuestionado desde que en 1999 le fue asignado al consorcio brasileño Andrade Gutiérrez,- Hidráulica Agrícola Civil, C. por A (Haycivilca) que incluso logró un financiamiento con el Bandex de Brasil, que nunca fue aprobado en el Congreso Nacional en el país.
Indicaron que el 12 de septiembre del 2000, a menos de un mes de tomar posesión como presidente de la República, Mejía, quien era coincidente con la iglesia, el empresariado y la sociedad civil que reclamaban transparencia en el proyecto, llamó a licitación pública a través de El Nacional, a las empresas nacionales y extranjeras especializadas en abastecimiento de aguas potables a participar haciendo ofertas para la solución del problema de agua en las provincias de la Línea Noroeste.
Asimismo, dispuso que las ofertas fueran presentadas en las oficinas del Inapa, cuyo director ejecutivo era el hoy imputado Rodríguez.
Intercambia carta con Calderón. La defensa explicó que el 25 de julio del mismo año, Rodríguez le envió a Rafael Calderón, entonces Secretario Técnico de la Presidencia, el oficio número 584 contentivo de resúmenes, aspectos fundamentales, documentos y propuestas sobre el acueducto; “cartas de interés de empresas nacionales y extranjeras, y anexo: documentos y propuestas de las siguientes empresas:
Arquitecto Civil y Sanitario C. por A. (Cisa); Consorcio Odebrecht-Amina; Acueducto y Alcantarillados y Consorcio LN; Baybore International; Suárez y Rosario, Rizik, Rizik, S. A., y Andrade Gutiérrez –Hidráulica Agrícola Civil, C. por A. (Haycivilca ).
Los abogados de Rodríguez, recordaron que el último consorcio fue a quien le otorgaron el contrato en 1999, y que en lugar de demandar al Estado dominicano por incumplirlo, “decidió someterse a la transparencia del concurso con su archirrival Odebrecht”.
Comisión recomendó a Odebrecht. Otra prueba a favor de su defendido que mostraron, fue el Decreto número 154-01 emitido por el presidente Mejía el 25 de enero del 2001.
Mediante el mismo el expresidente designó como “Asesores Hidráulicos del Poder Ejecutivo” a los ingenieros Carlos Ramón Domínguez, Emilio Almonte Augusto Rodríguez Gallart, Marcelo Jorge Pérez, Manuel Gómez Achécar y Orlando Añil, con instrucciones para un estudio y opinión sobre el proyecto en cuestión.
En su informe la comisión sugirió escoger una de las siguientes firmas “que en el orden del mérito (mayor aporte técnico y visión hayan mostrado en su propuesta) para realizar las negociaciones: Odebrecht y otra inglesa.
Poder a Rodríguez. Fue el 10 de julio del 2001 cuando el hoy imputado por el MP de utilizar su cargo como director del Inapa para conceder a Odebrecht el contrato del acueducto de la Línea Noroeste a cambio de soborno, recibió autorización de parte del presidente Mejía para eso, mediante el decreto número 17678.
En este decreto, también presentado como prueba a descargo por la defensa del imputado, el expresidente dice lo siguiente:
“Tramítole mi autorización para que de conformidad con la consulta emitida por la Consultoría Jurídica del Poder Ejecutivo en fecha 27 de junio del 2001, esa dirección ejecutiva del Inapa proceda a realizar todas las formalidades necesarias con el objeto de contratar a la empresa Consorcio Constructora Norberto Odebrecht-Amina para la construcción del acueducto de la Línea Noroeste”.
La defensa de Rodríguez indicó que ese mismo día Mejía también le comunicó a Odebrecht, mediante su Oficio 17679, lo de su escogencia “en el primer orden del mérito, tanto en el aspecto técnico como en el financiero”, y de que había instruido a los directores del Inapa y del Indrhi para conformar una comisión técnica que elabore en los próximos días los parámetros de diseño que deberán ser tomados en cuenta para la obra.

“Todo ese cuidado que estaba tomando el Estado con ese proyecto era “por el panorama preexistente, toda la controversial social y política que había sobre esta obra”, dijo la defensa.
También Rodríguez le escribió a Odebrecht. El 11 de julio del 2001 El exdirector del Inapa mediante oficio 322, le remitió a Odebrecht el oficio que el presidente Mejía le había enviado a él informándole de la selección del consorcio brasileño para la ejecución del acueducto.
“Simplemente le envía lo que ya el presidente le había informado (a Odebrecht); magistrado. Si hay dudas, esto fue manejado pulcramente, de manera ejemplar por la presidencia de la República”, acotó la defensa.
A seguidas mostró una publicación del desaparecido periódico El Siglo de fecha el 24 de diciembre del 2001, según la cual el presidente Mejía declaró que solo él decide lo del acueducto de la Línea Noroeste.
Un dato curioso. La defensa resaltó que cuando aún no se había dado a conocer la selección de Odebrecht para la obra, una periodista de El Siglo llamó al encargado del consorcio en Colombia para indagar, y su asistente de nombre Rosangela le dijo que “quien conoce todos los detalles sobre la propuesta que hizo el consorcio al Gobierno dominicano luego de que este llamara a licitación en el 2001, era Marcelo Jardim, y cuestionó que las delaciones en que el Ministerio Público basa acusación son otros.
Reflexión
Después de hacer ese recuento histórico del acueducto de la Línea Noroeste “y habiendo desmontado cada una de las afirmaciones del MP sin tener que entrar en muchos documentación porque ya nos han ayudado todas las defensas que están aquí, porque cada uno de ellos ha sido una pieza de este rompecabezas, lo que yo le puedo decir magistrado es que la pieza de Roberto Rodríguez no encaja en la acusación, no debería estar aquí”.