Defensa Trump pide acabar rápido juicio se inicia hoy

President Donald Trump boards Air Force One for a trip to Davos, Switzerland to attend the World Economic Forum, Monday, Jan. 20, 2020, at Andrews Air Force Base, Md. (AP Photo/ Evan Vucci)
President Donald Trump boards Air Force One for a trip to Davos, Switzerland to attend the World Economic Forum, Monday, Jan. 20, 2020, at Andrews Air Force Base, Md. (AP Photo/ Evan Vucci)

Los abogados defensores del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidieron ayer, lunes, al Senado, controlado por los republicanos, que acabe “rápido” con el juicio político contra él, que está previsto que empiece hoy, martes, y tacharon de “amañada” la investigación de los demócratas.
Los letrados del mandatario tenían hasta el mediodía de hoy de plazo para presentar por escrito sus argumentos para defender a Trump, después de que los legisladores demócratas que harán de “fiscales” en el juicio político expusieran sus puntos de vista en un documento similar el sábado pasado.
“Todo esto es una perversión peligrosa de la Constitución que el Senado debería condenar rápida y categóricamente”, dijo la defensa de Trump, liderada por el abogado de la Casa Blanca, Pat Cipollone, en el documento.
En una rueda de prensa telefónica, previa a la entrega y publicación del documento, fuentes que trabajan con el equipo de la defensa de Trump y que pidieron el anonimato rechazaron aclarar si la petición para un rechazo “rápido” de los cargos incluirá una moción para exigir al Senado que descarte el caso. “No voy a entrar en detalles sobre cuál será nuestra estrategia cuando el juicio político comience”, subrayó una de las fuentes.
Sostuvieron, además, que el caso no es valido porque las acusaciones son “deficientes”.
La defensa.- De hecho, a lo largo de las 171 páginas de su documento, el equipo legal se centra más en convencer de que los cargos políticos contra Trump -de abuso de poder y obstrucción al Congreso- son defectuosos, que en desmentir que pidiera la intervención de Ucrania para influir en las elecciones presidenciales de noviembre de este año.
En ese sentido, los letrados calificaron de “poco sólidas” esas acusaciones, ya que, en su opinión, no apuntan a que se haya producido un crimen o violación de la ley, “y ni mucho menos un delito grave y falta, como requiere la Constitución” para abrir un proceso de destitución.
“No se aproximan ni remotamente al umbral constitucional para destituir a un presidente”, zanjaron.
En el documento entregado ayer al Senado, los abogados defensores acusaron a los demócratas de haber buscado corromper el poder “extraordinario” que supone someter a un presidente a un juicio político y de convertirlo en “una herramienta política para revocar el resultado de las elecciones de 2016 e interferir en las de 2020″.