Deficiencia educativa obstaculiza desarrollo

http://hoy.com.do/image/article/329/460x390/0/0144C115-8F38-4949-88EA-BCD59FEA3DD4.jpeg

POR LEONORA RAMÍREZ S.
Uno de los obstáculos que impiden que América Latina dé el gran salto hacia el desarrollo, en el contexto de la sociedad de la información, es su deficiente sistema educativo que se traduce en  la mala calidad de los maestros y en las pésimas condiciones de vida de los mismos, a juicio del sociólogo español Manuel Castells.

El experto en teorías de las sociedades de la información también consideró que no bastan las computadoras para fortalecer la educación, porque estos equipos por sí solos no pueden ofrecer enseñanza.

“No son  las computadoras las que hacen la educación, son los maestros, con computadoras e Internet mucho mejor, pero primero los maestros, porque sin ellos los niños tendrán una formación sesgada”.

Esas debilidades educativas se convierten,  en la práctica, en una fuerza de trabajo poco productiva y con limitada capacidad de adherirse a una economía dinámica del conocimiento, explicó Castells durante la conferencia “Globalización, Desarrollo y Subdesarrollo en la Era de la Información, Tensiones y Desafíos en América Latina”.

Durante su disertación, que se prolongó por más de una hora en el Auditorio del  Banco Central, Castells expresó que otras piedras en el camino que tiene América Latina son los acuerdos comerciales asimétricos, que privilegian a los países del Norte más que a los del Sur, y un intercambio desigual creciente con productos que incorporan tecnología y conocimiento.

Asimismo,  citó el bajo nivel tecnológico en la modernización de las actividades propias de la economía y la falta de iniciativa para  la modernización tecnológica y de organización, tomando en cuenta que una gran cantidad de sectores pueden cambiar el modelo de competitividad con la Internet.

Castells  incluyó en su lista el crecimiento del mercado informal  improductivo, así como el aumento de la economía criminal que desarticula la producción, desorganiza los  mercados financieros y no paga impuestos.

Sin embargo, consideró que un modelo de desarrollo en América Latina es Chile y, en ese sentido, resaltó que dada la estructura  de la economía global hace falta la  intervención del Estado para crear factores de la economía sinérgica y  para ser capaz de actuar sobre efectos sociales de la producción.

Durante la conferencia, auspiciada por el Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL), la Comisión Nacional para la Sociedad de la Información (CNSI), la Universidad Iberoamericana, el Centro de Investigaciones y Estudios Sociales, y la Fundación Global Democracia y Desarrollo (FUNGLODE), Castells dijo que de todas las debilidades de la región una de las peores es la crisis de institucionalidad del Estado y su falta de legitimidad.

“Hay un gran deterioro de los partidos políticos, el 65% de las personas piensa que los  políticos no cumplen sus promesas electorales y que mienten para ganar las elecciones”.

Dijo que a excepción de Chile, en general, ha habido un deterioro creciente de la estabilidad de las instituciones sin golpes de Estado y que, a pesar de ello, la demanda ciudadana se sigue dirigiendo hacia el Estado.

Resaltó que en la región están surgiendo liderazgos personales que tratan de reconstruir una legitimidad a partir de políticas sociales que mantengan disciplinas económicas.