Defiende inversión millonaria en hospital

POR A. ORTIZ GÓMEZ Y ANSELMO SILVERIO
El secretario de Salud Pública, Sabino Báez, dijo que la inversión de US$25 millones que anunció el gobierno en el hospital Metropolitano dará la oportunidad de ofrecer medicina de alta tecnología a personas pobres del Cibao e informó que es accionista de esa empresa desde antes de ser funcionario público.

La inversión del Estado en ese hospital privado fue protestada ayer por grupos del sector salud.

El doctor Waldo Ariel Suero, presidente del Colegio Médico Dominicano (CMD), el doctor Wilson Ramírez, de la Agrupación Médica del Instituto Dominicano de Seguros Sociales (IDSS) y la presidenta de la Unión Nacional de Servicios de Enfermería (UNASED), Minerva Magdaleno pidieron una revisión del plan de salud oficial.

Báez descartó que este hospital compita deslealmente con clínicas y hospitales privados que están instalados en Santiago como alegaron anteayer propietarios de centros de asistencia médica privados.

“Ese hospital es de un grupo de médicos de Santiago y tiene allá a un grupo de inversionista de la ciudad. Formo parte del proyecto desde antes de ser secretario de Salud”, dijo Báez.

El secretario Báez explicó que la inversión de US$25 millones del Estado se hará en varias etapas y que con ella se conseguirá que ese hospital privado de asistencia altamente especializada a personas pobres y que en el Cibao se necesita tener acceso a tecnología médica de alto nivel.

El consejo Directivo de ese hospital está dirigido por Rafael Sánchez Español, José Hazim Frappier, Fernando Capellán, José Clase, la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) y Eduardo Estrella. Este último dijo que renunciará, por la participación accionaria del gobierno.

“Aquí todo el mundo sabe que no se ha hecho nada en los hospitales públicos”, dijo Ariel Suero y que los médicos llevan más de un año demandando un aumento salarial, pero que el Presidente y todo el gobierno han insistido en que no hay dinero.

Asimismo, el doctor Wilson Ramírez, de la AMIDSS, pidió al gobierno que revise su política de salud porque estimó que está dispendiando recursos, cuando se carece de medicamentos en los hospitales del Estado.

EL HOSPITAL

Ayer, el presidente del consejo del hospital Metropolitano de Santiago, Rafael Sánchez Español, dijo que las acciones de US$25 millones que el gobierno prometió aportar para terminar las instalaciones serán redistribuidas y devueltas en servicios de calidad y atención terciaria a pudientes e indigentes.

El doctor Sánchez Español dijo que este hospital además de privado será público y que “hemos tenido la suerte de contar con el apoyo del gobierno dominicano en la persona del presidente Leonel Fernández”.

Dijo que no está vinculado con políticos por lo entiende tiene el aval moral para reconocer en toda su dimensión el aporte desarrollista de “este gesto noble” del presidente Fernández.

No explicó la forma en que se ofrecerán los servicios a los pacientes sin recursos para pagarlos.

Señaló que la propuesta de inversión del gobierno “ha dado un aliento a los inversionistas del centro de salud y que hay un fervor. La realidad es esa. La gente está feliz porque este hospital va a ser un punto de referencias de la salud en este país y porque no… en el resto de Latinoamérica y el Caribe”.

El médico manifestó que el hospital comenzó a un ritmo acelerado, según el programa de la obra cuando la tasa del dólar era de RD$16 pero cuando “vino la crisis económica que prácticamente abatió el comercio subiendo todos los precios de los materiales de construcción y los equipamientos de este magnífico hospital y nos vimos precisados a detener el proyecto hasta que se aclara y se redefiniera la situación económica”.

Anteayer el presidente del comité provincia del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en Santiago, Julián Serulle, se opuso a que el gobierno invierta los US$25 millones de dólares en el hospital.

Consideró inoportuna la inversión los hospitales estatales tienen carencia de medicamentos.

También la Asociación de Clínicas Privadas de Santiago se opuso a la inversión del Estado porque entiende habría una competencia desleal ya que no cuentan con ese tipo de apoyo.