Defiende la efectividad de nuevas normas legales

http://hoy.com.do/image/article/302/460x390/0/35E57359-0385-45E5-8F80-57514045895E.jpeg

POR GERMAN MARTE
A pesar de que mucha gente percibe un incremento de la delincuencia y lo atribuye a las garantías que ofrece la ley, el Sistema Penal y Procesal no ha sucumbido por la entrada en vigencia del Código Procesal Penal, afirmó el fiscal del Distrito Nacional, quien asegura que nunca antes había habido tantos delincuentes tras las rejas como ahora.

José Manuel Hernández Peguero adujo que las estadísticas de la fiscalía demuestran que ha habido una disminución considerable de los casos de homicidios y asesinatos. No obstante, agregó, “hay personas que pintan el panorama como si fuera un desastre”.

En su opinión, la percepción de la población se debe a que hay otros crímenes que no están siendo perseguidos de manera efectiva.

El fiscal del Distrito fue el invitado especial en el Almuerzo Semanal de los Medios de Comunicación del Grupo Corripio.

Consideró como algo normal que al inicio de la aplicación de una nueva normativa procesal penal se produzcan contradicciones entre el Ministerio Público y los jueces.

El funcionario resaltó, sin embargo, que ya han sido superados muchos escollos que se presentaron al inicio de la entrada en vigencia del Código. Indicó que la Fiscalía tiene la opinión pública de frente, requiriendo –ante todo- que el delito sea perseguido adecuadamente y que se produzcan sentencias, “pero muchas veces no entiende que no es tarea fácil y que se trata de asuntos técnicos”.

Manifestó que todavía persiste en algunos jueces interpretaciones individuales, “no hay ni vamos a obtener de todos los jueces una interpretación uniforme del Código Procesal Penal”.

Pese a esto, advirtió, tanto jueces como fiscales deben tener como interés común el cumplimiento de sus deberes como servidores del Estado, tal cual lo espera la sociedad.

Ante quienes reclaman una modificación del Código Procesal Penal, Hernández Peguero dijo que esa normativa “no es una tabla dura” que no permita su reforma y aclaró que es la experiencia es la que arroja la necesidad de su adecuación en aspectos como el término de la prisión preventiva de un año, ya que ninguna otra legislación impone ese límite.

DEPLORA FORMA DE ALGUNOS JUECES

El fiscal deploró la forma en que algunos jueces emiten sentencias que no garantizan la presencia del inculpado durante la etapa de la investigación y apuntó que sólo el año pasado unos 746 imputados fueron declarados en rebeldía por no presentarse ante el fiscal durante la etapa de investigación.

Dijo que se debería evitar que un imputado que no tenga cédula de identidad o que oculte su identidad quede en libertad puesto que no hay ninguna garantía de que se presente para ser investigado.

MAYOR INDEPENDENCIA DEL MP

A juicio del fiscal del Distrito Nacional el Ministerio Público necesita mayor independencia respecto al Poder Ejecutivo y abogó porque, a excepción del procurador general y sus adjuntos, sus integrantes sean electos en base a lo establecido en los estatutos del Ministerio Público, previa evaluación de la Escuela del Ministerio Público.

Además, recalcó, se precisa mayor independencia económica consagrada constitucionalmente. “Actualmente la tenemos, pero una Ley de Austeridad hizo que nuestro presupuesto no fuese establecido como originalmente estaba consagrado en una ley anterior”, lamentó el funcionario.

FALTA POLICIA AUXILIAR TECNICA

Según el fiscal del Distrito Nacional se necesita una Policía Judicial Técnica, donde no necesariamente haya rangos, como ahora, “porque eso entraña una serie de limitaciones que son normales en una institución donde un coronel manda a un teniente y nosotros no queremos eso”.

Afirmó las relaciones de la Fiscalía con la PN son muy buenas, a pesar de que a veces, “lamentablemente”, tienen que imponer sus decisiones a los agentes, lo cual causa disgusto.

Y subrayó que a partir de la implementación del Código Procesal Penal, hace dos años y medio, la relación con la Policía Nacional cambió, pues muchos agentes no asimilaron que fuera el fiscal el jefe de la investigación y no ellos.

Empero, acotó, en las dos últimas jefaturas, la de Manuel de Jesús Pérez Sánchez y el actual Bernardo Santana Páez, la situación ha mejorado, ya que estos son profesionales del Derecho, además de policías.

Manifestó que el fiscal está obligado a proteger los derechos de los ciudadanos, y es por eso que cuando un representante del Ministerio Público va por la mañana a un destacamento y encuentra personas detenidas sin que exista una razón para que esté en prisión, “eso a veces trae sus inconvenientes”.

Aseveró que muchas veces los policías alegan que determinado ciudadano es o parece un delincuente y por eso lo mantienen en prisión, pero si no hay una acusación y si la persona detenida no y cometido ningún acto ilícito no puede ser mantenido en la cárcel, independientemente de lo que piense un policía.

Es por esta razón, añadió Hernández Peguero, que la Fiscalía tiene un proyecto para orientar a los residentes en los barrios para que no sólo conozcan sus derechos, sino que también los hagan valer.

El funcionario dijo que son muchas las veces en que la fiscalía ha tenido que disponer la libertad de personas detenidas sin ninguna razón valedera, y recalcó la necesidad de que la PN avance en lo que tiene que ver con el respeto al libre tránsito.

“Y eso se estará consiguiendo cuando el ciudadano sepa que tiene no sólo derecho a transitar, sino también derecho a reclamarle a la autoridad, sea un oficial o un policía, mire usted no tiene derecho a apresarme sin un justo motivo”, manifestó.