Defilló advierte necesidad de detener falsificación fármacos

El doctor Bernardo Defilló, exsuperintendente de Salud y Riesgos Laborales, advirtió a las autoridades de Salud Pública, a la Superintendencia de Salud y al Consejo Nacional de Seguridad Social (CNSS) que no pueden permitir que el comercio de medicamentos falsos, adulterados y reetiquetados dañe la salud y la vida de la población. “Lo que pasa es que se ha dejado que todos los actores involucrados en el mercado de la salud establezcan sus reglas, sus mecanismos y costos en la venta de medicamentos”, aseguró.

El reputado cardiólogo habló del tema a propósito de las frecuentes denuncias de venta, adulteración y reetiquetado de medicamentos en el país, lo que va en desmedro de la salud de los dominicanos. Las autoridades y los organismos correspondientes deben asumir su responsabilidad frente a la protección de la salud de los dominicanos, pero están imbuidos en una confusión y confrontación a nivel de los organismos responsables de hacer prevalecer las normas en calidad de medicamentos.

Se debe actualizar la lista de medicamentos esenciales, en consonancia con las enfermedades que tienen los dominicanos y que el CNSS, como titular y Salud Pública como rectoras asuman el rol de regulación, supervisión y sancionar en la calidad de los fármacos que se distribuyen en el “mercado de la salud”.

La regulación, rectoría y sanciones competen a las autoridades, pero han dejado de lado el cumplimiento de sus responsabilidades con el tema medicamentos, señaló. En 2006, el Seguro Familiar de Salud fue sustituido por un programa de salud. Ese acuerdo se firmó y permitió adulterar temas fundamentales para la salud. Eso permitió que las recién habilitadas Administradoras de Riesgos de Salud (ARS) establecieran costos y diseños de planes.