Definen acciones para enfrentar deterioro del medio ambiente

Jóvenes representantes de todas las regiones del país exigen a las instituciones y gobernantes comprometerse con políticas y acciones concretas para establecer los mecanismos que aseguren el tránsito hacia una economía verde, eficiente en el uso de los recursos naturales,  con participación activa e información veraz y oportuna, hasta lograr un desarrollo sostenible para todas las generaciones.

Manifestaron  su preocupación por los problemas ambientales, agravada por el cambio climático,  el consumo humano no responsable, los daños irreversibles a los recursos naturales y el medio ambiente, que generan impactos negativos en el desarrollo social, económico y otras áreas de interés nacional.

Congreso.  Los jóvenes externaron  sus inquietudes  a La Esquina Joven de Hoy  durante el cierre del Primer Congreso Nacional sobre Juventud y Medio Ambiente, realizado en el auditorio Virgilio Álvarez Saviñón de la Universidad Nacional Pedro Henríquez Ureña (Unphu), en el que emitieron un manifiesto a través del cual reafirmaron su  compromiso en procura de promover acciones a favor del medio ambiente. 

Previamente cientos de  voluntarios de  diferentes regiones del país  debatieron ideas sobre la temática ambiental en los ejes de Agua, Gestión de Residuos Sólidos, Cambio Climático, y la situación de los Recursos Naturales.

El Congreso fue organizado por los ministerios de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Juventud y la Pastoral Juvenil.

En su manifiesto los participantes señalan que, de acuerdo a estudios realizados, la República Dominicana está catalogada como uno de los países dela Región del Caribe con mayor biodiversidad y endemismo.

Y que en su condición de Estado insular, tiene características particulares que la convierten un territorio con atractivos naturales muy especiales, y en muchos casos, únicos, pero a la vez enfrenta amenazas a sus recursos  que atentan contra la permanencia de sus ecosistemas y la supervivencia de sus componentes. También destacan que los  jóvenes representan al 35% de la población dominicana, por lo que   requieren ser escuchados y que  se consideren sus peticiones, de cara al desarrollo futuro del país.

Recordaron que  la Estrategia Nacional de Desarrollo (END), en su   artículo 15, plantea que deberá promoverse la participación social en la formulación, ejecución, auditoría y evaluación de las políticas públicas, mediante la creación de espacios y mecanismos institucionales que faciliten la corresponsabilidad ciudadana, la equidad de género, el acceso a la información, la transparencia, la rendición de cuentas, la veeduría social y la fluidez en las relaciones Estado-sociedad.

Además que la Ley General sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales (64-00) establece que el Estado garantizará la participación de las comunidades y los habitantes del país en la conservación, gestión y uso sostenible de los recursos naturales y el medio ambiente, así como el acceso a información veraz y oportuna sobre la situación y el estado de los mismos.

Agua. Para un manejo integral del recurso agua, los jóvenes consideran que es necesario fomentar el conocimiento de las leyes ambientales para su conservación; crear programas de educación que incrementen la concienciación de la población sobre la importancia del ahorro del líquido y crear alianzas entre el Gobierno y la sociedad civil que velen por el cuidado y la conservación de las cuencas hidrográficas. Además,  fortalecer  la gestión del recurso agua para garantizar el acceso, en calidad adecuada y cantidad suficiente, para toda la ciudadanía.

Residuos sólidos. En este renglón consideran que para una eficiente gestión   es necesario ejecutar una política integral de manejo de residuos sólidos, realizar campañas de educación  que promuevan la aplicación de las 3R`s (reducción, reutilización y reciclaje), fomentar los proyectos comunitarios enfocados en la separación y reciclaje de los residuos, desarrollar incentivos para las empresas e instituciones que implementen proyectos de reciclaje de manera voluntaria, garantizar que la población cuente con un eficiente sistema de recolección y disposición final de la basura, disminuyendo la proliferación de vectores, enfermedades y la contaminación del suelo, las aguas superficiales y subterráneas.

Cambio climático. Para la adaptación y mitigación al cambio climático  plantearon reducir los gases de efecto invernadero generados por las actividades productivas y  de otro tipo y   producir propuestas que involucren a los sectores gubernamentales y privados para la utilización de energías alternativas, con mínimos impactos ambientales y crear programas de financiamiento para la realización de proyectos de generación de energías limpias. De igual manera,   regular los vehículos de transporte para que estén en óptimas condiciones y se disminuya la emisión de gases contaminantes.

Mientras, para la conservación y uso sostenible de  los recursos naturales, sugieren garantizar la asignación presupuestaria suficiente, apoyar a los jóvenes emprendedores e innovadores que  llevan a cabo proyectos verdes y poner en marcha un plan de reducción de impuestos a los productos elaborados utilizando tecnologías verdes.

Compromiso
Los jóvenes participantes en el congreso se comprometieron a :
Adoptar estilos de vida más sustentables y educar a las comunidades haciendo énfasis en el desarrollo de economías verdes y en la reducción de nuestra huella ecológica personal.

Conformar un cuerpo de voluntarios encargados de promover la preservación de los recursos naturales. Comenzar a implementar el cambio en nuestros hogares, llevando a cabo acciones sencillas como el uso de bombillas de bajo consumo, desconectar los electrodomésticos que no se usan y utilizar equipos ahorradores de energía.

Promover este espacio de diálogo y participación, de forma periódica, con el objeto de conseguir la institucionalización de mecanismos para lograr una plena integración en la gestión del medio ambiente y los recursos naturales. Promover el empoderamiento de los ayuntamientos, la participación del sector industrial y de la población en general en el manejo de los desechos sólidos.
Aunar esfuerzos para trabajar conjuntamente con las organizaciones medioambientales, a fin de fomentar el desarrollo sostenible para la preservación de nuestros recursos naturales.