Degustación de vinos pro fondos

http://hoy.com.do/image/article/332/460x390/0/7D743CEE-BEE6-43D1-B851-4F0AEE07A48B.jpeg

En un concurrido evento desarrollado  en las instalaciones de Vinópolis, el Consejo de Directores de Asociación Dominicana de Rehabilitación (ADR), y Kenneth Broder, presidente de Vinópolis de Marcas Premium, ofrecieron una degustación privada de los vinos Ca’Montini Prosecco Extra,  pro recaudación de fondos para fortalecer los programas que desarrolla esa institución en el país.

Durante la actividad, la directiva de la Asociación reconoció  a representantes de varios sectores de la sociedad dominicana que han ofrecido su respaldo moral y  económico  a lo largo de sus años  de servicios.

Las palabras de bienvenida fueron pronunciadas por  Kenneth Broder, quien manifestó que  “para nosotros es un inmenso placer poder colaborar con una institución como la Asociación Dominicana de Rehabilitación (ADR), la cual desarrolla una hermosa labor en beneficio de las personas discapacitadas a través de los programas que realizan a nivel nacional, por lo que estamos siempre dispuestos a apoyarles”.

La Asociación Dominicana de Rehabilitación (ADR) es una institución sin fines de lucro y tiene como objetivo  la prevención de las discapacidades e investigación de las causas que originan las limitaciones físicas y la deficiencia mental, la habilitación, rehabilitación, educación, adiestramiento vocacional y la integración socio-laboral de las personas con limitaciones, así como la formación de profesionales y técnicos en las disciplinas especializadas de la rehabilitación.

Al dirigirse a los presentes Mary Pérez de Marranzini, presidenta de la ADR,  agradeció a empresarios, artistas, amigos, medios de comunicación, colaboradores, así como a los ejecutivos de Vinópolis por el apoyo recibido para llevar a cabo  los programas que desarrolla la institución, en beneficio de las personas con discapacidad física y dificultades para el aprendizaje.

Destacó que si Rehabilitación ha podido alcanzar  43 años de servicios continuos, a pesar de las muchas dificultades que ha encontrado en el camino, ha sido obra de la voluntad de Dios que ha  inspirado a cuantas personas que han extendido su mano.