Dejan en funcionamiento primer Centro de Fiscalización de la DGII

El Director General de Impuestos Internos, Juan Hernández Batista, dejó formalmente en funcionamiento el primer Centro de Fiscalización de la DGII, que marca un paso trascendental en la historia de la modernización de la institución, transformando la manera de fiscalizar y mostrando lo que será el futuro del control de los impuestos en el país.

La DGII, tras desarrollar un sistema informático que le permite la detención masiva de inconsistencias en las declaraciones de los contribuyentes, estrena un área especializada para la asignación automatizada de esos casos, el seguimiento del manejo y de las soluciones y la evaluación de todas las acciones también de manera electrónica tal y como lo hacen en la actualidad las administraciones tributarias de países europeos y de Estados Unidos.

El nuevo centro, ubicado en la Avenida Abraham Lincoln casi esquina Gustavo Mejía Ricart en Santo Domingo, está dedicado exclusivamente a la inspección masiva de los grandes contribuyentes locales, creado como área operativa para ejecutar las acciones de control tributario que le serán asignadas de manera automática por la Gerencia de Planificación de Fiscalización de la DGII. Este primer centro dará seguimiento a los grandes contribuyentes de las Administraciones Locales La Fe, La Feria, Central y Herrera.

El Centro Especializado de Fiscalización responde también a los parámetros internacionales establecidos por organismos tales como los bancos Mundial e Interamericano de Desarrollo, el Fondo Monetario, entre otros en los que el concepto de fiscalización supera grandemente la mera auditoría intensiva.

En lo adelante entra en acción un grupo de especialistas que va a gestionar de manera distinta la forma en que en los últimos 60 años se venía fiscalizando en el país, poniendo a la DGII a la par de las administraciones más modernas del mundo donde el gran peso se dirige hacia las notificaciones, manejo y solución en escritorios  de los casos de mayores relevancias.

Hernández dijo que en lo adelante, un grupo más reducido se dedicará exclusivamente a aquellos casos en que el peso del poder de la Administración se quiere manifestar en determinadas empresas o áreas que han violentado las normas de control tributario.

“Esto nos permitirá tocar más números de contribuyentes en menos tiempo y dejar las auditorías intensivas para aquellos casos cuya complejidad amerita unos análisis más profundos, más tiempos para determinar las diferencias”, dijo el funcionario.

El Director General de Impuestos Internos destacó la trascendencia del trabajo del personal especializado que inicia sus nuevas funciones a los que llamó a estar conscientes de que se colocan en una posición muy privilegiada,  porque el futuro del control de los impuestos en el país va a estar en este tipo de centros, los que aumentarán considerablemente la percepción de riesgo entre los contribuyentes ante el incumplimiento de los deberes tributarios.

Dijo que los Centros Especializados de Fiscalización  dispondrán de toda la logística de la Administración Tributaria a través de los sistemas informáticos para la asignación informatizada de casos como se hace en las administraciones de Europa, de Estados Unidos, donde hay unos mecanismos totalmente automatizados que se pueden evaluar por sistemas informáticos.

“Para mí y para toda la DGII, es un día muy importante porque es el resultado de casi cinco años de trabajo de todo el equipo de dirección de Impuestos Internos para lograr las transformaciones que deben llevarse a cabo en la organización para hacerla más fuerte, de mayor prestigio, de mayor respeto”, dijo Hernández al pronunciar el discurso de apertura en el acto de inauguración de la nueva oficina.

Explicó que se  va a dar seguimiento a los casos de inconsistencia que resultan justamente de los cruces de declaraciones, de los cruces de informaciones que generan terceros, de las informaciones que muestran los Comprobantes Fiscales  y las que generan los cinco mil contribuyentes que tienen que reportar los datos de sus ventas de los principales contribuyentes.

“Esto nos permite tener más de un 85% de las informaciones de las transacciones que se realizan en República Dominicana y el sistema seguirá robusteciéndose porque cada vez se le introducen nuevos indicadores de inconsistencia que aumentan el cúmulo de informaciones sobre la mayoría de las actividades que realizan los contribuyentes lo que permite una idea muy cercana de la realidad fiscal de cada uno de ellos”, afirmó el Director General de Impuestos Internos, para agregar que lo que se está haciendo ahora es dándole un uso adecuado a ese cúmulo de informaciones que no se estaba utilizando de manera más óptima.

LA HISTORIA DE LOS CENTROS DE FISCALIZACIÒN  

La apertura del primer centro de fiscalización de Santo Domingo obedece al Plan de Mejora de acciones de control tributario que ha venido implementando la DGII y que està definido en su Plan Estratégico 2008-20012. 

Es un proyecto que lleva más de cinco años desarrollándose en sus diferentes fases. Desde la primera de las acciones que se tomaron en cuenta para robustecer todo lo que es la Plataforma Tecnológica, para tener la capacidad de manejo de información que incluyó los proyectos de la retenciones a través de la fuente de las tarjetas de crédito, del Número de Comprobante Fiscal, de la remisión de datos a través de los contribuyentes, tanto en las declaraciones de ITBIS como en las de Impuesto Sobre la Renta, encaminados a producir el cambio en la estructura de la manera de gestionar los impuestos fundamentalmente en el área de Fiscalización.

Tal importancia le da Juan Hernández al nuevo mecanismo, que ratificó que los que laboran en el Centro de Fiscalización de Santo Domingo, tendrán el apoyo absoluto de la DGII y de su Despacho para garantizar el éxito en las funciones de la nueva área, porque de ello dependerá el éxito de toda la DGII en los que tiene que ver con el mantenimiento de la percepción de riesgo por parte de los contribuyentes.