Del baño al vaso: California quiere reciclar el agua ante la dura sequía

00_sequiacalifornia_19695

LOS ANGELES. Los estragos que está provocando la sequía en California han obligado a las autoridades estadounidenses a considerar el reciclaje de aguas residuales como una opción para garantizar este bien a largo plazo, aunque a muchos les cueste tragarse la idea.

La posibilidad de reutilizar para consumo humano las aguas contaminadas con orina y heces ha generado siempre el rechazo por una simple cuestión: el sabor.

Pero los californianos han comenzado a cambiar de opinión tras los cuatro años consecutivos de duras condiciones climáticas, sin lluvias ni nevadas.

La nieve de las montañas de la Sierra Nevada, una de las principales fuentes para el consumo, ha desaparecido prácticamente, al tiempo que las importaciones de agua procedentes del río Colorado han caído en picado.

“Todo el mundo está estudiando el reciclaje de las aguas residuales”, explicó el experto y profesor emérito de la Universidad de California Davis, George Tchobanoglous.

“Actualmente tiramos al mar una gran parte de estas aguas, cuando podríamos reutilizarla”, señaló. “Se puede hacer y es rentable en grandes aglomeraciones costeras”.