Del FMI a la oposición cooperante del PRSC

El pasado 8-03 el FMI publicó la nota informativa sobre la reunión de su Directorio del 25-01 para evaluar el comportamiento económico dominicano. Instaron a un mayor ajuste fiscal  y a “establecer rápidamente un programa integral de reforma del sector eléctrico”, particularmente por su vulnerabilidad financiera. Sobre lo primero focalizan en la vía tributaria y sobre lo segundo en ajustar tarifas a costos. Aprovechando esa especie de entente FMI-Gobierno que percibimos, las autoridades pueden valerse del derecho que siempre tienen para contra proponer ajustes fiscales por vía del gasto e inspirarse en la reducción de costos en operaciones de compra y venta para esa reforma energética.

Como la citada nota del FMI se publica “con el consentimiento del país o países interesados” puede suponerse que el o los gobiernos persiguen socializar su contenido, incluyendo obviamente el componente político a través de partidos; con el beneficio adicional que así estos se concentrarían en aspectos importantes de nuestro quehacer en lugar de las banalidades a que nos tienen habituados.

Sobre los ajustes planteados, una oposición cooperante del PRSC tiene mucho que aportar dada la austeridad practicada durante la mayor parte del tiempo que gobernó y que gran parte de las transferencias que se traga el sector eléctrico se debe al desmantelamiento del esquema de administración mantenido hasta 1996. Posteriormente fue separada la generación de la distribución, privatizando la primera y multiplicando la segunda, agregándose organismos y mecanismos  que han dado por resultado aumento de costos y especulación.

De la nota citada, el déficit financiero del sector eléctrico se ha movido alrededor de la cuarta parte del déficit del sector público, incrementándose, extrañísimamente, un 50%, durante el pasado año hasta consumir casi la mitad del 4% que se pretende para la educación.

Del lado fiscal el gobierno puede seguir logrando   más resultados si no desmaya en sus intenciones de mejorar la calidad del gasto. Las pavimentaciones de vías que inmediatamente se rompen para instalar tuberías, requiriendo  repavimentación -y suntuosos almuerzos palaciegos, con mozos para cada invitado, como el celebrado en el Palacio Nacional el Día Internacional de la Mujer – evidencia cuánta tela falta por cortar en gastos y así no tener que recurrir a nuevas cargas impositivas a la población y a la economía. Adicionalmente debe insistirse en cumplir ley función pública, renegociar contratos, eliminar exenciones no legales, funcionamiento cuenta  única, transparentar valores, restituir fondos distraídos.

Una oposición cooperante ejercida mediante contrapropuestas constituye un rol estratégico del PRSC que pudiera maximizarse de ser adoptada por sus organismos competentes en lugar de clamarse por voces aisladas como muchos hacemos.