Del Potro dice que la muñeca izquierda respondió “lo esperado”

Miami Open Tennis

Miami, EE.UU. EFE.- El argentino Juan Martín del Potro dijo hoy que la muñeca izquierda, que ya recibió dos cirugías, respondió “a lo esperado” en su regreso a las canchas y matizó que perdió por “errores básicos” ante el canadiense Vasek Pospisil.  

“La mano responde de acuerdo a lo esperado.No esperaba entrar y dar al revés como hace tres años”, dijo Del Potro en rueda de prensa tras perder en primera ronda del Master Series 1.000 de Miami por 6-4 y 7-6 (7) ante Pospisil.

El tandilense, que llegó a ser el cuarto en la lista de la ATP, no saltaba a una pista del circuito mundial desde el 15 de enero, cuando fue eliminado en cuartos de final en el Abierto de Australia, tras lo cual recayó de una lesión sufrida a comienzos del 2014.

“Quitando el resultado, me voy contento porque no fui pasado por encima por mucha diferencia con un jugador muy bueno”, dijo.

“Cualquier jugador después de un año sin jugar piensa que le van a pasar por encima”, añadió.

Aseguró que en algunos momentos se sintió bien, aunque todavía le cuesta moverse sobre la pista y reconoció que perdió “más por errores” que por el juego del rival.

“No podía pretender regresar hoy a mi anterior nivel”, aseguró Del Potro, que agregó que no tiene “problemas físicos”.

Para lograr ese objetivo, dijo, debe “estar tranquilo” y mentalmente fuerte para olvidarse de la muñeca a la hora de jugar.

“Si tengo que aprender a golpear de una manera diferente con el revés, lo haré”, dijo.   Admitió que deberá ser “paciente” y “positivo sobre el proceso de recuperación”, pues la “gran meta es seguir intentándolo”, jugar partidos y recuperar la forma para volver estar arriba.

Lamentó no haber aprovechado alguno de los puntos de set de que dispuso en el segundo set para forzar una tercera manga y aseguró que cometió “errores muy básicos, que en este nivel no se perdonan”.

Dijo que su idea es jugar lo más posible en el futuro próximo, pues se aprende mucho más en partidos oficiales, aunque sufra derrotas porque los rivales le busquen su punto débil.

“Pero llegará un día en el que me van a tirar al revés y ya voy a estar bien”, puntualizó.