Delegado PNUD propone hacer cambios
eviten violencia en RD

POR FERNANDO QUIROZ
El representante del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) advirtió que en naciones con grandes desigualdades sociales como República Dominicana es mejor producir un cambio en paz, comprendiendo el rol de ser solidario y distribuyendo mejor la riqueza, a generar un cambio violento y sangriento como consecuencia de la inacción o indiferencia.

Niky Fabiancic habló al presentar anoche el Informe Nacional de Desarrollo Humano 2005, en el que se examinan los últimos veinte años y plantea la necesidad de elaborar una estrategia nacional clara y concreta que contribuya a la transformación total de la sociedad.

Las estadísticas indican que 500,000 hogares tienen dificultades para adquirir una alimentación básica. Se estima que la meta de reducir a la mitad el porcentaje de personas que padecen hambre no parece probable que se pueda alcanzar. La prevalencia de personas subnutridas fue de 27% en el período 1990-1992, por lo que debería llegarse a 13.5% en el 2015, pero indica que de seguir el ritmo actual se rondaría el 22%.

Plantea gran preocupación por los problemas como la mortalidad materna e infantil, la propagación de enfermedades.

También se refirió al virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y el síndrome de inmunodeficiencia humana (Sida), el deterioro del medio ambiente y a los niños que no completan la educación primaria.

El director del informe es Miguel Ceara-Hatton, quien dijo en su discurso que el ejemplo más patético de la justicia dominicana se manifiesta en el caso de los fraudes bancarios que generaron cerca de 1.3 millones de pobres adicionales entre 2002-2004. “¿Cuántas personas han muerto? ¿A quién le duele”, planteó. 

El estudio señala que la inserción del país al proceso de globalización ha sido social, económica e institucionalmente excluyente a pesar de haber alcanzado durante los últimos 50 años el crecimiento del ingreso más alto de América Latina y el Caribe.

Fabiancic calificó de falsa la premisa de que los pobres son sólo responsabilidad del gobierno de turno y entiende son un problema de todos y hay que encontrarle un solución entre todos.

El acto de presentación fue realizado en el auditorio de la Casa San Pablo, en la avenida Rómulo Betancourt, con la asistencia del vicepresidente de la República, Rafael Alburquerque. Fabiancic entregó dos ejemplares del informe al vicepresidente Alburquerque, uno para él y otro para el presidente Leonel Fernández.

También asistieron diplomáticos, miembros de partidos políticos, empresarios, organizaciones no gubernamentales, jefes de agencias de las Naciones Unidas y de medios de comunicación.

Entiende Fabiancic que todos los sectores quieren un cambio profundo y que el país se libre “de una vez por todas” de los privilegiados, de los escépticos, de los indiferentes y de los corruptos.

Sostuvo que este es un informe realista y respetuoso, que pretende ser un espejo de la realidad.

“No estaríamos cumpliendo con nuestro deber produciendo un informe rosa, un informe de palabras bonitas, pero huecas”, manifestó.

PROPUESTA CENTRAL

La propuesta central del estudio es construir un proyecto de nación a partir del paradigma de desarrollo humano, sustentado en una reforma del aparato productivo, que pueda competir internacionalmente, pero con una inclusión social.

Además, una reforma constitucional que garantice la participación y los derechos de la ciudadanía; una reforma institucional que consagre la descentralización y fortalezca el estado de derecho, se explicó. Igualmente, propone una profunda reforma fiscal que provea una vida digna a los dominicanos.

CORRUPCIÓN

Planteó Fabiancic la necesidad de que haya cero tolerancia para la corrupción y la impunidad, las que consideró que son cánceres que destruyen a cualquier nación y no es posible el desarrollo duradero sin desterrar estos flagelos.

Fabiancic planteó que la sociedad dominicana tiene dos desafíos que son trabajar porque haya mejores políticos y para que los que violen las leyes enfrenten sus responsabilidades ante la justicia.

Cree que la lectura de este informe puede servir de mucho a los políticos honestos y buenos que tiene el país para reivindicarse y legitimarse frente la sociedad.

JUSTICIA CIEGA

El funcionario, quien también es coordinador residente del Sistema de Agencias de las Naciones Unidas, opinó que no hay nada más pernicioso para la salud de la República que la percepción de impunidad.

“Enterarse por revelaciones de la prensa de asuntos irritantes y no saber luego qué ha pasado con esos casos, es causa de irritación, de frustración y de desazón colectiva. Apuntó que si no se derrota la impunidad se siembra en la ciudadanía la actitud del “¡sálvese quien pueda!”

Para acabar con la impunidad, agregó, se necesita una justicia ciega, efectiva y oportuna. “Ésta es también una tarea en la que todos deben colaborar. Sin un estado de derecho no habrá desarrollo y sin desarrollo es poco probable que exista un estado de derecho”, precisó. 

INACEPTABLE

No pueden aceptar, sostuvo, una solución a un modelo que empuje hacia la inmigración de dominicanos, que arriesgan sus vidas para encontrar en otras tierras lo que se les ha negado en la propia.

“Tampoco podríamos aceptar un trato no respetuoso de los derechos humanos para todos los dominicanos y para todos los otros ciudadanos de otras nacionalidades, en particular los haitianos, que se encuentren en el país”, señaló Fabiancic.

Otra de las cuestiones que dijo no pueden aceptar es que la seguridad ciudadana y la lucha contra la delincuencia sea simplemente un problema de índole policial. “Es un problema de toda la sociedad. Obviamente, para caso hay distintos niveles y cuotas de responsabilidad”, añadió. 

“MALOS POLÍTICOS” 

El representante del PNUD consideró que el mal nombre de la política se lo han dado los malos políticos. “¿Muchos o pocos? No lo sé. Pero aquí debo decir enfáticamente, para evitar cualquier malentendido, que hay muchos políticos buenos en República Dominicana”, indicó. Entiende que se debe atraer a la juventud a trabajar en la política verdadera. “Si no, ¿en manos de quién va a quedar el destino de la nación?”, señaló.

“En un momento en que cualquier encuesta no hace mas que confirmar que los políticos gozan de un gran descrédito, no sólo en la República Dominicana sino en gran parte del mundo, creo que escucharme hablar sobre la necesidad de revalorizar la política pueda parecer absurdo”, expresó Fabiancic.

Sin embargo, lo consideró importante por ser los políticos los que manejan el Estado y los responsables por las grandes decisiones.

Cera-Hatton es el director del informe, y Adriana Velasco, es coordinadora editorial y editora técnica del estudio.

Son los investigadores principales del informe Pavel Isa Contreras, Jaime Moreno Portalatín, Ayacx Mercedes Contreras, Frank Báez-Evertz, Leopoldo Artiles Gil, Miosotis Rivas-Peña, Francisco Cueto, Ramón Tejada Holguín, Lucero Quiroga, Fidel Geraldino e Ingrid Isidor.