Delio Delgado: Desde el Canadá

Delio Delgado: Desde el Canadá

Su lucha por la vida. Su entorno familiar y sus ilusiones.

«El que desea ser universal en su arte debe plantar en su propia tierra. El gran arte es como un árbol que crece en un lugar en particular y que tiene su propio tronco, sus propias hojas, ramas y raíces «… Diego Rivera (*)

– A -DELIO DELGADO: OTRO DE LA FAMOSA GENERACIÓN DEL CORO.

TRANSHUMANCIA MUCHOS AÑOS DESPUES…

En un texto escrito en 2004, noviembre, hacía la observación sobre su generación, a la que bauticé como La Generación del Coro, en otro texto más amplio, planteaba el tema de cómo la realidad social empujaba a jóvenes egresados de Bellas Artes, a un profesionalismo falso, que al final les exponía a manos de explotadores pictóricos y se sentían luego en un limbo, que les empujaba al exterior de modo urgente.

A los más cercanos les aconsejé dejar los placeres y largarse de aquí, algunos ya no lo son, uno en particular, todos los días deteriora su salud y se aleja de modo penoso y gratuito de su meta y destino – RPC -. A los 40 años o antes, la adultez llama a la inteligencia: ¿Lo entenderá?… Y si no entendiera las consecuencias, la soledad irascible y ciega, lo sepultará en sus falsas fantasías mitómanas :It is what it is, my old friend, no se oye, pues en francés idioma de sus correrías:C’est ce que c’est, mon  cher ami…(**)

Harto del urbanismo insular, ese fue el camino de los congéneres de Delio Delgado quien optó por Hamilton. Ontario. Canadá. José Polanco, se quedó en Barcelona, España. Rafael Pérez Concepción llegó a Barcelona, siguió hacia París, Francia, dobló hacia Alemania y luego se quedó en un balcón de la India, el barbado hombre del turbante rojo lo sabía, para luego volver a Francia de nuevo…

Walking Rodríguez mientras tanto, se estacionó en Toulouse, Francia, donde crea dibujos de recia inspiración afro, de talentosa factura. Ney Díaz tendría, de recia caligrafía pictórica, arte bufo cuya visualidad era vitalista e  hipster,  un final diferente: inmolado de modo involuntario, por la intolerancia de fuerzas represivas callejeras, dizque de orden público… (***)

Delio Delgado y los de su generación, soñaron con un cosmopolitismo de urgencia, que les permitiera un desarrollo en libertad y con gran vocación, fue lo mejor que les sucedió, de lo contrario lo de Ney Diaz como resultado final de sus vidas, también era probable para ellos, porque esa Generación del Coro, fue en la Ciudad Colonial expresión de rebeldía y juventud, frente a una sociedad todavía muy sorda y descaradamente indiferente, a los que hoy son, como ellos lo fueron, de ahí viene Delio Delgado.

– B – DELIO DELGADO. MEMORIA DE MARGINALIDAD. LOS AÑOS DEL CANADA Y VOCACIÓN DE SUPERACIÓN.

Amigo íntimo de Ney Díaz, Delio vivió momentos difíciles en la década de los años 90 del siglo XX.

Delio Delgado junto a su primogénito, en una galería donde expuso, hace unos años.

Nacido en Santo Domingo en abril de 1970. Adolescente ya tenía trenzas reggae, signo característico de su identidad física por muchos años, ello molestaba además a las autoridades policiales dominicanas, quienes por origen son marginales también, pero son los primeros victimarios de quienes son de su propia clase… Nada debo agregar… Pero el dolor es dolor, no es invento…

Todos estos jóvenes vivían su vida, en la Ciudad Colonial, donde he vivido casi toda mi vida. Exponiéndose a todo tipo de vejámenes, por la llamada Policía Nacional:  porque su indumentaria «no era la adecuada», de repente la policía se nos convierte en jueces de moda juvenil, algo que no hizo en vida, ni Oscar de la Renta Fiallo…

Delio Delgado se enamora de una chica (doble vía, ella también, protejo su identidad) y el padre general de la Policía, protejo su identidad (no debía hacerlo) se las arregla para meterle drogas en una mochila y con una sentencia amañada, este joven Delio Delgado, dura tres años preso desde 1990 hasta agosto de 1993.

La llamada » Justicia dominicana » tenía que complacer al general y sus deseos de separación del idilio de ambos, con una ilegal sentencia que cambió la vida de aquel joven, en 2021, años después, por primera vez él autoriza, desde el Canadá, que esta historia se publique.  Se arrepiente de un intento de venganza, al hacerlo muestra con esa actitud su ser profundo, su esencia de ser humano auténtico, eso también, le cambiaría la vida

A principios de 1994, entra a Bellas Artes dura 4 años y consigue su beca para la Escuela Altos de Chavón 1999- 2001-2002.

Como si fuera un segundo respiro, hace una exposición de despedida que se llamó » El Reino de los  Éter «, haciendo alusión a la broma de llamarse de Polanco, Polanquete. De  Chepe, Chepete. De Delio Delgadete.. Bromas privadas de la Generación del Coro.

Aquella fue su primera individual. Canadá sería su próximo destino hace 18 años, llegó en el 2003.

Debo destacar, que, en esta primera entrega, me he limitado a presentar el perfil generacional y familiar de Delio Delgado.

En estos perfiles se descubre al hombre que enfrenta su realidad y que tiene en la lucha por la vida, altas dignidades y poder de voluntad, para seguir con su mejor camino: el de la superación, porque Delio Delgado, sigue haciendo su obra, a pesar de su estado de salud delicado, tiene plena conciencia de que el tiempo, a pesar de grandes tempestades iluminará su ruta de vida, cada día, cada siempre (CFE)

Agradecimientos al gobierno del Canadá

Pintores, escritores, curadores de arte, critico de arte, inteletuales en general de República Dominicana, agradecen al gobierno del Canadá, el buen trato dispensado a Delio Delgado, artista dominicano residente en Hamilton,
Ontartario, Canadá.

Todos esos jóvenes vivían su vida, en la Ciudad Colonial, exponiéndose a vejámenes

(*)
Auto confeso victimario de Frida Khalo. Diego Rivera (Guanajuato 1886 – 1957) tenía los pensamientos
libres de un creador cuya vocación universal por al arte, hicieron de él la leyenda, pero hoy su obra trasciende
y, es más, mucho más que su voz.

(**)
Solo podía suceder en le Generación del Coro: unos desperdician su vida, otra lucha por tenerla con la pasión de seguir su interesante obra y exponer en República Dominicana, luego de conquistar honores en el Canadá. Así es la vida…

(***)
El caso de Ney Diaz conmovió en su momento a la Comunidad artística urbana. Fue un crimen plagado de impunidad
en el mejor estilo del post-trujillismo insular y su sed de sangre joven derramada…